Se renueva el debate sobre las comunicaciones encriptadas

Se da a raíz de los atentados en París. WhastApp, Telegram y Signal son solo algunas de las herramientas que ponen una capa de seguridad a los mensajes, medida empleada por los yihadistas para mantener alejados a los servicios de inteligencia de sus comunicaciones.

Se desconoce aun exactamente qué tipo de comunicación utilizaron los atacantes para preparar su serie de atentados, pero varios medios reportan que ISIS utiliza cada vez más aplicaciones y formas de comunicación encriptadas para evitar ser detectados por las fuerzas del orden.

El director de la agencia de inteligencia estadounidense CIA, John Brennan, señaló en una reunión en Washington que ciertas tecnologías «hacen extremadamente difícil a los servicios de vigilancia tener acceso a los elementos necesarios» para prevenir eventuales ataques.

Brennan no es la única persona que se inquieta por este hecho: los jefes de la policía federal (FBI) y de la Agencia de seguridad nacional ya han advertido que los yihadistas emplean comunicaciones encriptadas para encubrir sus pistas.

«Pienso que se va a descubrir que estos individuos se comunican con aplicaciones comerciales cifradas, que son muy difíciles, incluso imposibles de descifrar por los gobiernos», subrayó a la cadena CNN el director adjunto de la CIA, Michel Morell.

El jefe de la policía de Nueva York, Bill Bratton, también expresó sus inquietudes sobre este tema, afirmando que sus servicios a menudo se encuentran con comunicaciones encriptadas, cada vez más utilizadas con los nuevos teléfonos inteligentes que dispongan de software de Apple o Google.

Hasta el momento las grandes empresas de nuevas tecnologías han rechazado los pedidos para poder acceder a los datos cifrados en investigaciones importantes y, por el contrario, continuaron avanzando en sus esfuerzos con el tema del cifrado tras las revelaciones de Edward Snowden en 2013 sobre la capacidad de vigilancia de la Agencia de seguridad nacional.

 

Fuente: Infobae.