Padres y madres piden que la educación sea declarado como servicio público esencial

Las familias organizadas presentaron la solicitud ante la Legislatura neuquina.

Neuquén.- Integrantes de una agrupación de padres y madres preocupados por la salud integral y educación de niños, niñas y adolescentes en el marco de la pandemia, denominada Padres Organizados Neuquén, presentaron en la Legislatura un proyecto de ley para que se declare a la educación como servicio público esencial.

La iniciativa establece que las autoridades educativas deberán adoptar las medidas necesarias para compensar los días de clase presenciales perdidos por cualquier concepto, hasta completar el mínimo legal fijado.

De igual modo, plantea que los servicios deben asegurarse para el funcionamiento del sistema educativo mientras dure el impedimento de cualquier índole e incluyen el cumplimiento diario del 50% del dictado de clases presenciales durante cada turno y del 100% del turno que corresponda a los comedores escolares y de la jornada educativa integral de los centros educativos especiales. Por otro lado, dispone que los establecimientos educativos de cada distrito se mantengan abiertos, garantizando un servicio mínimo para que los alumnos permanezcan en ellos con bioseguridad, seguridad y contención, durante toda la jornada escolar.

En la exposición de motivos, quienes impulsan el proyecto argumentan que la provincia es garante en su jurisdicción de los derechos constitucionalmente reconocidos a sus habitantes y, en ese marco, consideran que la educación debe recibir la asignación de servicio público esencial.

Remarcan que debe priorizarse el retorno y permanencia de los alumnos y alumnas, como así también el desarrollo de todos los protocolos referidos a la burbuja de aislamiento y control de contagios en el contexto de pandemia, y sostienen que “ha quedado claramente demostrado la baja y nula incidencia de las clases presenciales en la cadena de vectores de contagios de cualquier enfermedad producida por el agente que sea”.