Mario Yepes, «Es el partido más importante en la historia de San Lorenzo»

El defensor colombiano será titular ante el Real Madrid en la final del Mundial de Clubes. "Es un equipo para la historia, es un récord en todo sentido, no podemos equivocarnos", agregó.

Marrekech.- Cordialidad y simpatía en las afueras. Experiencia, rigor, en los adentros. Buen decir y amabilidad detrás de escena. Fiereza y experiencia en el campo de juego. Mario Yepes es la sabiduría de San Lorenzo . La templanza, la certeza. «Lo que transmite Mario, no sólo en la defensa, sino en estos últimos días, en el que muchos se sorprenden por la trascendencia del mundo FIFA, no tiene precio. Su voz en las charlas demuestra su ascendencia», lo descontractura en elogios Edgardo Bauza , el conductor, que ensaya, va y viene, corre y acelera, detrás de la solvencia defensiva contra el gigante, contra Real Madrid . Y Mario es la garantía de confort, según pasan los años. «Es un honor que el profe diga tantas cosas bonitas de mí», se sonroja. En menos de un mes, el almanaque de la vida dejará caer una hoja más: el colombiano va a celebrar 39 . «Todavía no pienso en el retiro, me centro en el día a día. Pero lo que tengo claro es que en mi futuro voy a seguir en el fútbol, seguramente como entrenador», cuenta, a horas de la aventura inolvidable para San Lorenzo. Aunque el zaguero está tapizado de batallas semejantes.

«Nos costó demasiado el partido anterior, sabíamos que no iba a ser fácil. Aunque estaban desgastados, tenían la moral muy alta, por las etapas que habían atravesado. Jugaron con mucho ritmo y bastante tranquilidad. Nos costó, fue complicado, la verdad que estuvimos muy nerviosos, nos costó soltarnos. Pero eso ya está, ya pasó», suscribe, minutos más tarde de una charla distendida y cordial con el presidente Matías Lammens y con el famoso vicepresidente Marcelo Tinelli. Los cabecillas de la entidad quieren saber qué se siente enfrentar al Madrid. Qué hay que hacer, qué hay que evitar.

El viejo caudillo respira profundo. «Lo importante ahora es dejar una buena imagen, darlo todo, estar a la altura del compromiso. Teníamos claro que la semifinal nos iba a costar, cualquiera hubiera sido el rival. Pero en una final puede pasar cualquier cosa, la motivación es muy alta. Una final es una final. Real Madrid es peligroso en todas sus líneas, no sólo en su ataque. Hay que ser precavidos y faltarles el respeto, en el buen sentido», cuenta uno de los símbolos del seleccionado colombiano en Brasil 2014.

-Se nota la ansiedad. Es difícil no pensar en otra cosa.

-Es el partido más importante en la historia de San Lorenzo. No sólo porque nos espera Real Madrid, sino porque será la final de un Mundial. Para nosotros, es importantísimo. Hay que intentar disfrutarlo y darle una alegría a nuestra gente, que llegó en gran cantidad hasta estos lados del mundo. Estamos contentos, vamos a dejar la vida por ellos y por nosotros.

-¿Cuál es la mayor preocupación?

-Real Madrid es un equipo para la historia, es un récord en todo sentido, no podemos equivocarnos. Todos lo conocemos, es fuerte, agresivo. Tiene grandes jugadores. Nosotros tenemos que saber cuáles son nuestras falencias y tratar de mejorarlas en este poco tiempo que queda.

-Suelen hacer cuatro goles en cada partido, ¿cómo se hace para contener a Cristiano, a Benzema, a Bale?

-Poniendo empuje, concentración. Hay que hacer nuestro partido, no equivocarnos atrás. Ni adelante. Hay que jugar con ganas y con el deseo de ganar. Con inteligencia. El profe (Bauza) siempre insiste que hay que soñar. Pues bueno, eso es lo más importante.

El caudillo disfruta el presente, el futuro es una aventura imaginaria. No quiere ir más allá. «Estoy feliz de estar acá, es uno de los desafíos que me gustaron cuando acepté la propuesta de San Lorenzo. Y después vendrá otra vez la Copa Libertadores. Son exámenes bonitos, que siempre generan ansiedad. Como ahora, esta final. Se trata de la disputa máxima de las competencias a nivel de clubes. Hay que disfrutar el partido contra ellos, sin miedo, con responsabilidad de lo que vamos a jugar y con un gran orgullo. Esto es algo único», cuenta Yepes, el hombre que peina canas, ya sin el cabello largo. Más solemne, menos atrevido.

«Cambió mucho mi vida de aquel pibe que llegó a River con 22 años a hoy. Otra vida, otras responsabilidades, si ni hijos tenía», se divierte con el recuerdo. Yepes es la voz de la experiencia. Una palabra esencial frente al desafío mayúsculo.

(Fuente: Canchallena)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*