«Loma Campana: Los Campo Maripe reclaman originalidad desde la falsedad»

Por Alejandro López.

Neuquén.- Nos ha llegado un comunicado de prensa de YPF, tiene que ver con una situación que yo pensé que estaba más o menos encaminada, pero  parece que está todo mal, a partir del tenor del contenido del comunicado de prensa que nos ha mandado la gente de YPF.

Hay un reclamo sobre pertenencia de tierra y reconocimiento como comunidad originaria de una familia llamada Campos Maripe o Campo Maripe. Según el intendente de Añelo, Dario Díaz, no tienen un gran porcentaje  de originario, de originarios los Campos Maripe. Recuerdo, que son declaraciones que hizo Dario Díaz aquí en la radio que fue en vísperas del aniversario de la ciudad de Añelo, y le preguntamos por esta diferencia que había, este reclamo que había de parte los integrantes de la familia Campo Maripe hacía el gobierno de la provincia de Neuquén y también a YPF, plantándose como mapuches.

Según Dario Díaz, no son mapuches y según lo que nosotros entendíamos hasta hace algún tiempo atrás, entendemos que no son mapuches.

En este país en donde lo que hoy es y mañana no es, parece que es. Ahora parece que es, parece que los campos Maripe han logrado cambiar en un cien por ciento su sangre, y se han transformado en originarios. Y así es como el apellido Campo Maripe, pasa a ser parte del linaje mapuche, imagínense  ustedes a los pobres mapuches que tienen apellidos ilustres tener que convivir con un apellido compuesto, Campo Maripe como parte del linaje mapuche. Suena ofensivo, imagínense si para usted suena ofensivo si uno tiene sangre mapuche, y se encuentra con un Campo Maripe, es como que vendrían a ser de la alta alcurnia del linaje mapuche, vendría a ser el tener un apellido compuesto dentro de las comunidades mapuches, imagino yo que le debe dar mayor brillo o bien nos putean todos, yo me inclinaría por esto  último. Porque apropiarse de una identidad que no es propia, suena medio fulero y mas tratándose de pueblos originarios. Lo que si llama la atención es el silencio de los más viejos, de los sabios, de aquellos que hablan con autoridad. Y en realidad son ellos los que tienen que hablar, y decir con todas las letras lo que todos sabemos, los Campos Maripe no son mapuches.

En esta danza de millones en que se ha convertido, los intereses por un mango más que de la renta petrolera, están metidos los Campos Maripe. Y parecía que esto se iba a solucionar porque el gobierno de la provincia de Neuquén puso una comitiva o un grupo de personas, para que se dedique especialmente a solucionar este tema y surgió también la posibilidad de que finalmente se les otorgue la personería jurídica, y aparentemente se le reconozca alguna correspondencia con respecto a esta demanda de originalidad de los Campos Maripe.

Que terrible suena reclamar originalidad a partir de una truchada. Suena bastante contradictorio y suena muy mal para aquellos dirigentes políticos que den crédito a esta demanda de originalidad a partir de una mentira, ¿hasta dónde vamos a seguir mintiendo? ¿Hasta cuándo vamos a seguir mintiendo? Porque digamos si los Campos Maripe se arrogan a esta responsabilidad, bien puede aparecer algún otro apellido y puede decir que a varios kilómetros más de lo que demanda Campos Maripe, hace 50 años apareció un viejito y estuvo allí 5, 6 o 10 años y le corresponde también demandar al estado provincial y a las empresas petroleras que se les otorgue un porcentaje de la renta petrolera por el hecho de solamente de haber estado y haber participado en algún momento del desarrollo entre comillas porque eso era todo páramo. Ahora los ojos están puestos ahí, porque abajo ha surgido el petróleo y gas. Porque antes yo no escuché a los Campos Maripe reclamar algo sobre esas tierras, pero son tres mangos aparte. Y discúlpenme que me haya involucrado en este tema, pero es muy contradictorio reclamar originalidad a partir de una truchada, es muy contradictorio.

Pasamos a leer el texto comunicado de prensa de nuestros amigos de YPF:

YPF informa que los cortes realizados por miembros de la familia Campo durante la semana pasada,  obstruyeron una vez más el normal desenvolvimiento de las operaciones de la empresa de Loma Campana, rompiendo el pacto de paz social al que se habían comprometido. Este corte no es un hecho aislado si no que se suma a otras situaciones que esta familia generó, en la zona poniendo en riesgo el proceso de dialogo retomado el 24 de octubre de este año, cuando el gobierno provincial decidió otorgarle la personería jurídica como comunidad indígena.

La familia realizó los cortes porque reclama que YPF comience a pagar de inmediato compensaciones económicas, sin esperar que la autoridad competente designe cuáles son las tierras que les pertenecen.  Y pretende además, que sea significativamente mayores a las que le corresponden por ley, a los superficiarios a la actividad. De esta manera, incumple con su compromiso de dialogar mientras se inicia en un plazo de 90 días el ordenamiento territorial con una metodología objetiva, y sobre bases antropológicas, legales y científicas. Con esta actitud desconoce los derechos de otros privados que tienen títulos y residen en la zona, y exigen de manera prepotente privilegios diferentes al del resto de los neuquinos.

Cabe recordar que YPF desarrolla actividad en la zona desde la década del 80, sin embargo la familia Campo realizó una presentación formal cuando se comenzó a desarrollar el proyecto de no convencional en Loma Campana. Por el contrario, la empresa tiene una relación histórica con todos los superficiarios del área. Desde que se presentó ante la empresa, YPF escuchó a la familia Campo e inclusive acordó con ellos iniciar un proyecto productivo en 42 hectáreas que les dio en reserva a la provincia, que quedó en suspenso cuando ellos rompieron el diálogo en forma violenta.

YPF trabaja en el marco del respeto profundo e irrestricto de los derechos humanos de las comunidades indígenas y de todos los ciudadanos. Cree profundamente en el dialogo y la pone en práctica para construir vínculos duraderos y de mutuo beneficio, y al mismo tiempo trabaja para que la Argentina pueda recuperar el autoabastecimiento energético del país, para que todos los neuquinos y todos los argentinos puedan mejorar su calidad de vida.

Por eso realiza un llamado a  reflexión a los líderes comunitarios que actúan en forma contraria a los acuerdos alcanzados y transforma en endiable la construcción de una relación que se sustentan en el tiempo. La empresa considera necesario que retorne la paz social en la zona, para que la operación en Loma Campana pueda desarrollarse con normalidad y la provincia de Neuquén y el país pueda beneficiarse de sus resultados.

Firma: YPF.

Durísimo comunicado contra los Campos Maripe, esto lo que sucede señores, esto es lo que viene también.