Guillermo Pereyra reafirma su apoyo a Mauricio Macri en el ballotage

El senador del Movimiento Popular Neuquino se reunió hoy con su grupo de militantes de la lista Azul y Blanca, donde afirmó que "hay dos opciones: resignación o esperanza”.

Neuquén.- La Lista Azul y Blanca del Movimiento Popular Neuquino, liderada por el senador Guillermo Pereyra, se reunió hoy por la tarde para sentar una posición común respecto de las elecciones presidenciales del próximo 22 de noviembre y resolvió acompañar al candidato de Cambiemos, Mauricio Macri. El encuentro se realizó en el Camping del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa de la ciudad de Neuquén, con la participación de los referentes del espacio. Pereyra afirmó allí que, tras las elecciones del 25 de octubre en las que apoyó a Sergio Massa, sólo «hay dos opciones: resignación o esperanza”, y propuso a sus compañeros del espacio provincial apoyar a Macri en el ballotage.

“No se trata solamente de fijar postura para apoyar a Macri, sino de mostrar la posición de la línea política que conducimos para que sea tomado como parte del programa de Gobierno del futuro presidente y, a partir de allí, acompañar el cambio de gobierno. No hay otra manera, no vamos a entregar un cheque en blanco para que nos dejen sólo con promesas electorales». Y remarcó: «no puede haber soberanía nacional sin autonomías provinciales”.

Tras apoyar la iniciativa del senador, todos los referentes de su espacio político suscribieron un documento al que titularon «Resignación o Esperanza», con el fin de consensuar con la línea del MPN que apoyó a Macri durante las elecciones de octubre, quienes lo ratificaron durante una conferencia de prensa realizada horas después. De esta manera, se conformó un sólo bloque dentro del partido provincial que trabajará para la campaña de Cambiemos en la provincia, junto al resto de los partidos que lo componen.

Al momento de presentar el documento, Pereyra realizó un crudo análisis de las políticas nacionales en la provincia, “donde vemos una total ausencia del Estado Nacional” y criticó que no hayan llegado los fondos prometidos por Nación tras el acuerdo entre YPF y Chevron –que ascendían en ese momento a mil millones de pesos- destinados al corredor petrolero. También lamentó el atraso en la construcción de la represa Chihuido I, y “su reactivación solo en épocas de campaña”