Escandalo por los famosos que radicaron sus autos en El Chañar, Vista Alegre y Añelo

La ex Leona Vanina Oneto, Sergio Shocklender y “Acero” Cali, son algunos de los que patentaron sus lujosos vehículos para pagar menos impuestos.

Buenos Aires.- El escándalo del «paraíso fiscal» que se armó en los municipios neuquinos de San Patricio del Chañar, Vista Alegre y Añelo- todos cercanos a Vaca Muerta- donde se radicaron miles de vehículos de alta gama para pagar menos impuestos no para de crecer.

Se empiezan a conocer los nombres de ricos y famosos que utilizaron esa alternativa para aliviar la carga impositiva sobre sus bolsillos. Sergio Schoklender, Jorge «acero» Cali, Vanina Oneto y Sergio Cirigliano surgen entre los nombres involucrados.

Hasta ahora, de la investigación que está llevando adelante la agencia de recaudación bonaerense ARBA, se filtraron estos casos:

-Jorge Acero Cali, muy amigo de Guillermo Moreno y cultor del «kick boxing», es titular de la empresa Sport Enterteinment Group S.A. y tiene radicada una Ferrari 458 Spider descapotable cuya patente es NQT 766.

– Vanina Oneto, ex integrante de la selección nacional de Hockey tiene allí al menos tres autos. Dos están a nombre de su marido, el médico Andrés Findo. Se trata de un BMW x5 351 Avent, patente NMR023 y un Mercedez Benz SLK350, patente NJZ935. La «leona» inscribió a su nombre una camioneta Jeep Grand Cherokee patente KYS555.

-También aparece radicada allí una Ferrari F430 patente FXK097 que pertenecía a Sergio Shocklender y está inscripta ahora a nombre de Gastón Roberto Berganza, ex corredor de autos.

-También se detectó una flota de colectivos propiedad de Ecotrans SA (Grupo Plaza – Hermanos Cirigliano)

Una curiosidad del caso es que estos y otros cientos de vehículos están radicados en el mismo domicilio. Un terreno en el municipio de San Patricio del Chañar (ubicado en las calles Alerce y Roberto Gasparri), que es propiedad de la Municipalidad. El intendente se llama Ramón Angel Soto (del Movimiento Popular Neuquino) y acompaña con su firma las declaraciones juradas de los propietarios, donde afirman que allí están radicados sus vehículos de lujo.

En base a esta evidencia, ARBA está avanzando en dos denuncias. Una por falsedad ideológica y otra por el posible delito de asociación ilícita.

En este caso, se sospecha que hay una organización integrada por concesionarios de autos, gestores, escribanos y el propio intendente Soto, que directamente ofrecía el servicio a los compradores de los vehículos.

Hasta ahora, ARBA pudo detectar que en el mismo terreno hay radicados 7500 vehículos (1.500 de Provincia, 1.500 de Capital, y el resto de otras provincias.

Fuente: Clarín