Cristina volvería a retomar sus actividades el 12 de enero

Se tomará una semana extra de descanso en El Calafate, con actividad oficial reducida, mientras se recupera de la fractura en el tobillo.

Cristina Kirchner permanecerá en su residencia de El Calafate durante la próxima semana, mientras se recupera de la fractura en el tobillo izquierdo junto a su familia. Con menos actividad y en tenue contacto con algunos de sus funcionarios de mayor confianza, la jefa de Estado volvería a retomar la actividad oficial desde la residencia de Olivos el próximo lunes 12 de enero, luego de volver a la Ciudad.

Según confirmaron fuentes oficiales, la idea es que Cristina pueda recuperarse en el sur durante los primeros días de enero, con actividad muy reducida, mientras algunos de sus funcionarios más importantes aprovecharon para tomarse unos días de descanso antes de volcarse de lleno a la campaña electoral, que comienza en los próximos días en la costa bonaerense.

“De todos modos, Cristina es impredecible, puede decir que se queda una semana y se vuelve este fin de semana, depende exclusivamente de ella”, aclara un importante funcionario del Gobierno.

Luego de la última “comunicación oficial” de la Presidenta por Twitter el 31 de diciembre, varios ministros aprovecharon para tomarse unos días de relax en sintonía con la recuperación de la jefa de Estado en El Calafate.

Aníbal Fernández, flamante secretario general de la Presidencia, se escapó unos días a Cariló junto a su mujer, Silvina Zabala, designada hace poco como subsecretaria general. Pasaron los primeros días del año en una casa en el selecto balneario bonaerense. Ayer, se los vio tomando sol en el parador Hemingway, el mismo donde todos los años llegan desde Mario Pergolini hasta Jorge Telerman, ex jefe de Gobierno.

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, estuvo exultante en los últimos días por algunos gestos favorables para su campaña que recibió de la Presidenta, justo en medio de su feroz interna con Daniel Scioli, el candidato que más mide del oficialismo. Aprovechó los días de receso administrativo de Año Nuevo para viajar a Valeria del Mar, donde alquiló una casa para su familia y donde festejó el Año Nuevo.

La última “comunicación oficial” de Cristina fue el 31 de diciembre, cuando invitó a celebrar el año nuevo –desde Twitter– “sin pucho y con sidra”. Fue luego de mostrarse en silla de ruedas subiendo al Tango 01, antes de partir para Río Gallegos. La mandataria aprovechó la red social para presentar a la más pequeña de sus mascotas, Lolita, un caniche mini toy, que miraba fijo a cámara, desde sus brazos.

Cristina subió la foto en el marco de un flamante servicio de Aerolíneas Argentinas, que permitirá llevar mascotas en la cabina de pasajeros para los viajes de cabotaje, a partir del 15 de enero.

(Fuente: Perfil.com)