Camilo Echevarría Campeón del TC Pista

El neuquino ganó la Copa de Plata, tras finalizar tercero en la última fecha disputada en el Oscar y Juan Gálvez de la Capital Federal. Primero fue Manuel Urcera y quedó segundo en el certamen a 0.25 puntos del estudiantes de abogacía.

Buenos Aires.- No aptos para cardíacos fue la final de TC Pista en la Catedral del automovilismo, y es que los 15 pilotos de la Copa de Plata llegaban con chances de ser campeón, pero los que más posibilidades tenían eran Camilo Echevarría, Mauricio Lambiris y José Manuel Urcera, teniendo en cuenta que los tres largaban adelante y la lucha era fuerte.

Al suspenso que ya existía por lo que se esperaba de la carrera, se le sumó que la misma debió demorarse como consecuencia del diluvio que cayó minutos antes de la largada, por lo que todos los condimentos estaban puestos para que la última fecha del TC Pista fuera al rojo vivo. Largaron y Lambiris agarró la punta, se aferró a ella, la necesitaba porque así era campeón, detrás Urcera y Echevarría luchando en cada momento, en cada curva, en cada relanzamiento después de un pace car, lucha, lucha y más lucha fue la carrera.

Se terminó por tiempo y si los relojes daban para más nadie en el autódromo iba a poder soportarlo, y es que las variantes se presentaron en todo momento, Urcera lo superó a Lambiris saliendo de la recta principal y Echevarría se mantenía tercero, pero todo cambia en el automovilismo y más con la pista como estaba, Lambiris entró pasado en el ingreso a la recta y se fue afuera dejando al neuquino en segunda posición para ponerle aún más calor a la definición, sumándole que Juan José Ebarlin se metía tercero a cinco minutos del final, pero el “Mago” necesitaba ganar si o si para ser campeón.

A una vuelta del final, Ebarlin lo supera a Echevarría y si bien las cartas ya estaban echadas todo era posible, las ida de cola y los despistes estaban a la orden del día, pero Echevarría sabía lo que tenía que hacer para ser campeón y lo hizo, se mantuvo tranquilo, esperando el momento y pese a todo el “1” quedó para él, aún faltando a la primera fecha de la Copa de Plata, aún sabiendo que tenía rivales fuertes, y es que siempre fue protagonista, siempre fue candidato, nunca se bajó y este año era el todo por el todo, se quedó para ser campeón y lo logró, el TC Pista es suyo y ahora, como siempre, Echevarría solo piensa en ir por más sabiendo que lo que se propone lo consigue.

Camilo Echevarría: “Sufrí al máximo, fue durísimo. En Trelew me había equivocado y acá fue muy difícil. El trabajo del equipo fue excepcional. La pista estuvo muy complicada y tuve unos sustos. Pudimos tener un auto seguro y contundente que me permitió lograr el título. La definición fue muy peleada, al inicio quise aprovechar para avanzar por la lucha entre Lambiris y Urcera, luego me equivoqué dos veces, me concentré y pude recuperarme. Agradezco a todos, equipo, mecánicos, motorista, sponsors, mi familia como también a los que me acompañan desde cualquier lugar”.

(Fuente: ACTC)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*