Acusaron a otro hombre por la causa del taxista baleado en Casimiro Gómez

Tres personas se encuentran con prisión domiciliaria y el último imputado está en la cárcel cumpliendo con la medida cautelar.

Neuquén.- La Fiscalía neuquina avanza en el caso del taxista baleado. El hecho se registró en el mes de agosto, en la zona oeste de la ciudad.

En una audiencia realizada mediante videoconferencia, la fiscal del caso Eugenia Titanti acusó a un hombre como sospechoso de participar del hecho ocurrido que dejó herido de gravedad al taxista Miguel Sisterna.

El delito por el cual la representante del Ministerio Público Fiscal formuló cargos fue homicidio doblemente agravado, por el concurso premeditado de dos o más personas y por el uso de armas de fuego, en grado de tentativa, en concurso real con lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego, en carácter de coautor.

En el caso hay otros tres hombres acusados, que se encuentran cumpliendo con prisión domiciliaria y un cuarto que se encuentra con prisión preventiva. Todos fueron acusados por el mismo delito.

Otros dos involucrados fueron sobreseídos debido a que no se pudo acreditar que sean autores o partícipes del hecho.

La jueza de garantías que intervino en la audiencia avaló la formulación de cargos y la medida cautelar requerida por la representante de la fiscalía. De esta manera, fijó la prisión preventiva en seis meses. El plazo para concluir la investigación preliminar fue establecido en cuatro meses.

De acuerdo a la investigación, el hecho ocurrió el pasado 7 de agosto cerca de las 16. Los acusados circulaban en una camioneta Toyota Hilux y se encontraban persiguiendo a un auto Citroen C3 en el que viajaban cuatro hombres, con quienes tenían una disputa previa por la rotura de un vidrio de otro auto.

Tras perseguirlos alrededor de seis cuadras, los imputados llegaron a la intersección de Cabellera del Frío y Casimiro Gómez. Desde allí, dispararon hacia los ocupantes del Citroen C3 al menos doce proyectiles de dos armas de fuego, una calibre 9 milímetros y otra calibre 380, de los cuales cuatro impactaron en el rodado.

En ese momento, Miguel Sisterna ingresó a la calle Casimiro Gómez manejando un taxi en el que llevaba un pasajero. Un proyectil le impactó en la zona de la cara, produciéndole una grave herida por la que permanece internado en estado delicado.