Ya es posible alquilar la compañía de un amigo en Argentina

Dentro del sitio Web 'Rent a Local Friend' figura un catálogo de las personas disponibles en Buenos Aires, con sus fotos y descripciones.

Buenos Aires.- Un sitio web permite a sus usuarios alquilar la compañía de un amigo por hora para realizar diferentes actividades como ir al cine, ser guía local en una ciudad o simplemente tener una conversación amistosa.

El objetivo de “Alquilar un amigo local” es que los usuarios paguen por hacer nuevos amigos. Sin embargo, su creador, comentó que “el ideal es que después de un primer encuentro en el que se ha pagado, las personas conecten y puedan quedar como amigos sin dinero ni pagos de por medio”.

Dentro del sitio Web figura un catálogo de las personas disponibles en Buenos Aires, con sus fotos y descripciones. Beca, por ejemplo, cobra 100 dólares las 8 horas. Su descripción dice “soy una brasileña que ama Buenos Aires. Hace seis años vine a estudiar cine y esta ciudad me cautivó. Tiene mucho más de lo que se ve en las fotos turísticas”. Por otro lado, Edu, quien cobra 140 dólares las 8 horas de compañía, aseguró que “los porteños tienen dos historias de amor reales comestibles: carne de res y helados. Pero no es la única alternativa” y agregó “te puedo mostrar mis restaurantes indios, tailandeses, japoneses y también dos o tres pizzerías populares”.

Esta modalidad surgió hace seis años y continúa creciendo. La propuesta permite a las personas que están solas encontrar a alguien acorde a sus gustos personalesy comprar “horas de amistad”. Es decir, amoldar al“amigo perfecto” según sus gustos.

Los interesados en ser alquilados deben postularse llenando un formulario en la página. En Mar del Plata aún no hay ningún “amigo por alquiler”, pero cualquiera podría ser el primero.

Rent a Friend (Alquila un amigo) indica en su web que la hora suele cobrarse 10 dólares ($150) y un día completo 100 dólares ($1500). Los que contratan también deben pagar todos los gastos relacionados con las actividades, transporte, comidas y entradas a lugares.

Para evitar malentendidos, los sitios aclaran que la oferta se limita a “compañías platónicas amistosas, sin contacto físico permitido”.