Vende un riñón para solventar sus deudas

Se trata de una vecina de la localidad de Fernández Oro que luego de cerrar su comercio quedó con varias facturas sin pagar.

Fernandez Oro.- Ayelen Cervin quien por el momento vende churros sobre la ruta 65, tomó una drástica decisión luego de verse inundada por deudas. Vender su riñón.

Junto a su marido eran los dueños de una panadería en el centro de la localidad, pero debido a las bajas ventas y las altas tarifas de los servicios, no pudieron sostener el comercio y cerraron sus puertas.

Ayelen comentó que deben varios meses de alquiler, una suma que asciende a 300 mil pesos. Por lo que decidió realizar una publicación en las redes donde explicó la situación de su familia y ofreció su órgano a cambio dinero.