Una fiesta solidaria del fútbol, con D’Alessandro como organizador

Con figuras y exjugadores del fútbol sudamericano se disputó un amistoso en Porto Alegre para ayudar a los chicos de la calle. Participaron los hermanos Milito, Zanetti y Francescoli, entre otros.

Andrés D’Alessandro se puso el traje de organizador y el Beira Rio de Porto Alegre vivió una jornada solidaria a puro fútbol. Con el fin de ayudar a los chicos de la calle, decenas de jugadores y exjugadores se pusieron las camisetas de los equipos Esperanza y Solidaridad y salieron a jugar con el Cabezón. Entre ellos estuvieron los hermanos Diego y Gabriel Milito, Javier Zanetti y Enzo Francescoli.

El 10 del Inter de Porto Alegre jugó un tiempo para cada equipos y metió dos goles en el triunfo de Esperanza -su equipo en la primera parte- por 5-3 en un estadio que lució repleto. Los otros goles fueron de Francescoli, Rubén Paz, Zé Roberto y el Bichi Fuertes.

Justamente, el gol que abrió la cuenta fue el de D’Alessandro, tras tocar con Deco, para el 1-0 de Esperanza. Fue el único de los goles de ese primer tiempo que no fue de penal, ya que el otro del Cabezón, el descuento de Francescoli y el de Rubén Paz llegaron desde los doce pasos para ese 3-1 parcial.

En el segundo tiempo, D’Alessandro cambió de equipo y asistió a Zé Roberto, que pasó a Gaby Milito con un sombrero y fusiló a Roberto Abbonzanzieri para el 3-2. Entonces, Fuertes y Cavenaghi le dieron forma a la goleada de Esperanza. Para el final, D’Alessandro intercambió lugar con el árbitro y fue este último el autor del tercer gol de Solidaridad para darle cifras definitivas al amistoso.