Un paso menos en el camino hacia un nuevo transporte

La concesión para un nuevo servicio de transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Neuquén está más cerca de concretarse luego de cumplirse con la condición de realizar una segunda audiencia pública.

 Por Nieves Villanueva

Con una participación mucho menor que en la primera audiencia, solo 13 personas se contaron, se cumplió con la normativa que establece la obligatoriedad de escuchar a instituciones, organizaciones, sindicatos, vecinos y vecinas con sus aportes para elaborar un nuevo sistema.
Se repitieron algunos planteos expuestos la primera vez como por ejemplo la necesidad de trasladar la base de la empresa a un lugar alejado de zonas residenciales, el alto precio del boleto, las complicaciones para gente con movilidad reducida y una propuesta de municipalizar la prestación.
El defensor del pueblo, Ricardo Riva, quien había insistido en que se realizara esta instancia planteó que había sido poco difundida y puso en duda si la actual empresa podría presentarse a la licitación sin hacerle una valoración sobre el servicio que presta en la actualidad; al que calificó de malo y habló del “padecimiento” de quienes lo usan.
Laura Figueroa, vecina de la planta donde actualmente funciona Autobuses Neuquén se quejó porque a pesar de una sentencia por un amparo se debería haber mudado esto no se cumplió. El 30 de agosto era la fecha límite para que la empresa abandone el predio, pero no lo hizo.
Lo que sigue ahora es que el Concejo Deliberante sume los aportes vertidos en esta instancia a los tres proyectos que están en la comisión de Servicios Públicos y saqué los despachos para tratar en la sesión del pleno del cuerpo. De todos modos, cabe aclarar que no es obligatorio este paso de incluir los aportes; ya que la audiencia pública no es vinculante.