Un cierre con honores

Los Pumas vencieron a Francia como visitante por 18 a 13 en París y terminaron el 2014 con una tremenda victoria. Sin marcar tries y con un gran trabajo de Nicolas Sánchez y Juan Martín Hernández, el conjunto argentino volvió a festejar en el Stade de France.

París.- «Para ganarles hay que jugar en nuestro máximo nivel», repitió por doquier Daniel Hourcade, head coach de Los Pumas, en la previa al Test Match contra Francia. Y sus muchachos lo escucharon. Fuerte y claro.

Porque jugaron un primer tiempo casi perfecto. Con dinámica, vehemencia, atrevimiento, presión y tackle, sobre todo eso, mucho tackle -Javier Ortega Desio fue el abanderado de esa etapa con ocho-.

Con este planteo, el seleccionado argentino llenó de preguntas a los franceses, que bajo la aguda de un Stade de France con un buen número de público (50.000 personas), no entendía cómo se les estaba faltando el respeto de esa manera. «En la RWC 2007 sucedió lo mismo. Esto no luce bien», intuyó un periodista francés cuando sólo iban diez minutos y los argentinos ya ganaban 3-0, gracias a un penal de Nicolás Sánchez.

El colega tenía razón. La fiereza que tatuaba el seleccionado nacional en sus movimientos activó la memoria y la transportó a aquel momento dorado, soñado, mágico del rugby argentino. Si bien el encuentro tuvo contexto diferentes, el escenario fue el mismo y también la sensación.

Y mientras Francia dormía, Sánchez empezó a meterla. Drop a los 17 y penal a los 27. Los locales, abrumados. Mental y físicamente, porque los tackles argentinos se sentían, gracias al enorme trabajo de, entre otros, Agustín Creevy, Nahuel Tetaz Chaparro, Facundo Isa y del debutante Lezana, que tuvo la difícil misión de debitar reemplazando a Leo Senatore a los 19 del PT y metió 14 tackles-.

A los 30, quizás influenciado por los dioses de aquel 2007, el Mago Juan Martín Hernández, de gran partido, clavó otro drop para seguir estirando diferencias. Y Sánchez lo copió con otro. Y el scrum ganaba. Y el line era prolijo. Y los backs estaban despiertos. Y el Stade de France se iba quedando mudo.

El coloso francés recién salió de la modorra sobre el final del primer tiempo, cuando Camille Lopez descontó con un penal. Ahí sonó la Marsellesa como un grito de guerra. El público local le metía fichas al segundo tiempo de su equipo.

El complemento arrancó, nuevamente, con la Argentina avasallando a su rival. El scrum continuaba lastimando a un pack francés desdibujado y que no daba signos de recuperación. Y Sánchez la siguió metiendo. Otro drop del tucumano para estirar su racha certera y, claro, también la diferencia en la chapa.

Los tres puntos del tucumano fueron un detonante en la moral local. Se sintieron humillados Y empezaron a jugar. Aprovechando el cansancio, el tremendo desgaste argentino, presionaron tanto que terminaron llegando al try a los 17 minutos. ¿Quién? Wesley Fofana. Y enseguida Rory Kockott, que le dio mucha dinámica a su equipo cuando ingresó, anotó un penal que desempolvó la incógnita.

¿El estadio? Un hervidero. La Argentina defendía con bravura, con tackles viscerales. Como en 2007, en ese césped. Con en 1999, en Lens. Y Francia iba e iba. Hernández tuvo una chance para darle un respiro al sufrimiento, pero su penal quedó corto.

Y Francia. Sí, iba. Con todo. Y Los Pumas se le plantaban. Y Creevy no daba más, pero seguí. Y las piernas estaban pesadas, pero el mensaje era uno: por acá no pasan.

Cuando los 80 se habían consumido, y con Francia t. Tuvo el partido en sus manos. Scott Spedding zafó de un par de tackles, se metió en el ingoal y& entre Sánchez, Lucas González Amorosino -¡cuánto que mejoró en defensa! y Manuel Montero, se le metieron abajo, impidiendo que el 15 se quedara con la gloria.

Se cerró el telón del partido y de la gira. Por primera vez desde 2006, Los Pumas logran ganar dos partidos en la ventana de noviembre, justo un año antes del Mundial. Sí, como aquella vez. Y hubo abrazos, festejos y cantitos dedicados a los franceses. Sí, igual que en 2007.


SÍNTESIS:

FRANCIA (13): 15 Scott Spedding, 14 Yoann Huget, 13 Maxime Mermoz, 12 Wesley Fofana, 11 Maxime Médard, 10 Camille Lopez, 9 Sébastien Tillous-Borde, 8 Damien Chouly, 7 Bernard Le Roux, 6 Thierry Dusautoir (c), 5 Sébastien Vahaamahina, 4 Pascal Papé, 3 Nicolas Mas, 2 Benjamin Kayser y 1 Xavier Chiocci.

CAMBIOS: PT 37´ Alexandre Menini por Chiocci; ST 1´ Uini Atonio por Mathieu Bastareaud por Mas y Mermoz; 6´ Guilhem Guirado y Rory Kockott por Kayser y Tillous-Borde; 8´ Yoann Maestri por Vahaamahina; 18´ Mermoz por Medard; 29´ Remi Tales por Lopez; 34´ Charles Ollivon por Chouly.

Entrenador: Philippe Saint-André.

ARGENTINA (18): 15 Joaquín Tuculet, 14 Juan Imhoff, 13 Marcelo Bosch, 12 Juan Martín Hernández, 11 Manuel Montero, 10 Nicolás Sánchez, 9 Tomás Cubelli, 8 Leonardo Senatore, 7 Javier Ortega Desio, 6 Facundo Isa, 5 Tomás Lavanini, 4 Guido Petti, 3 Nahuel Tetaz Chaparro, 2 Agustín Creevy (c) y 1 Marcos Ayerza.

CAMBIOS: PT 16´ Santiago González Iglesias por Bosch; 19´ Tomás Lezana por Senatore; ST 17´ Ramiro Herrera por Tetaz Chaparro; 21´ Lucas González Amorosino y Martín Landajo por Tuculet y Cubelli; 24´ Lucas Noguera Paz por Ayerza; 35´ Lucas Ponce por Petti.

Entrenador: Daniel Hourcade.

PUNTOS EN EL PRIMER TIEMPO: 1´penal de Sánchez (LP), 17´drop de Sánchez (LP), 27´ penal de Sánchez (LP), 30´drop de Hernández (LP), 33´drop de Sánchez (LP), 37´penal de López (F). Resultado parcial: Francia 3 vs. Los Pumas 15.

PUNTOS EN EL SEGUNDO TIEMPO: 6´drop de Sánchez (LP), 17´try de Fofana, convertido por López (F), 23´penal de Kockott (F).

Estadio: Stade de France, París.
Referee: George Clancy (Irlanda).
Assistant Referees: Steve Walsh (Australia) y Stuart Berry (Sudáfrica).
TMO: Jim Yuille (Escocia).

(Fuente: espn.com.ar)