Un bombero salvó a un niño que se estaba ahogando con yerba

El hombre logró desobstruir la vía respiratoria con la maniobra de Heimlich.

Neuquén.- Durante las últimas horas del martes, un bombero le salvo la vida a un pequeño de un niño de un año y nueve meses que se estaba ahogando tras ingerir yerba mate.

El menor fue llevado por sus padres al cuartel en barrio Gregorio Álvarez, tras constatar que no podía respirar.

En el lugar el Cabo Primero Maximiliano Parra, le realizó la maniobra de Heimlich, un procedimiento de primeros auxilios que se usa para desobstruir el conducto respiratorio.

Para una mayor seguridad en cuanto a la salud del niño se solicitó la presencia del personal del SIEN, indicando una vez presentes, que el pequeño niño se encontraba en buen estado de salud.