Rusia se defiende de las críticas a su vacuna y las atribuye a la «competencia global»

El mundo científico considera que la inyección no atravesó la "fase tres", que consiste en la colocación de dosis en un alto número de voluntarios.

Rusia.- El ministro ruso de Salud, Mijail Murashko, dijo que las críticas a la Sputnik V, la vacuna desarrollada contra el COVID-19, son «infundadas» y las atribuyó a la «competencia global» por dar con el fármaco que frene la pandemia y que generará miles de millones al país que la obtenga.

«Colegas extranjeros, que aparentemente sienten cierta competencia ante las ventajas competitivas del fármaco ruso, tratan de expresar algunas opiniones que, a nuestro parecer, son absolutamente infundadas», dijo Murashko en declaraciones a la prensa.

Tras el anuncio del presidente Putin, desde la Organización Mundial de la Salud hasta el Gobierno de Estados Unidos pusieron en duda la efectividad de la inyección rusa, que se registró aún sin cumplir todas las fases establecidas en los protocolos de desarrollos internacionales.

Varios países expresaron dudas sobre la eficacia de la Sputnik V, ya que fue registrada sin completar los ensayos de «fase tres», una etapa de ensayos clínicos en que se evalúan en un alto número de voluntarios.