Putin cortó relaciones con Turquía, mediante un decreto que entra en vigor en enero de 2016

El presidente de Rusia dio a conocer las acciones contra ese país. Importaciones, visas, contrataciones y turismo, todo limitado para los ciudadanos turcos.

Moscú, Rusia.- El decreto, que entrará en vigor el 1° de enero de 2016, prohíbe a las empresas rusas contratar a ciudadanos turcos así como la importación de productos de ese país, suspende la política de exención de visados que estaba en vigor desde 2011 y obliga a las empresas turísticas a poner fin a la colaboración con el sector turístico turco.

El Ministerio de Transporte, a su vez, tiene que garantizar la cancelación de todos los vuelos chárter entre Rusia y Turquía mientras el decreto actual siga en vigor.

En una nueva escalada de tensión que pone en riesgo los intentos de formar una única gran coalición para combatir al grupo yihadista Estado Islámico, Moscú cumplió su promesa e hizo efectivas las amenazas contra Turquía.

Tras el derribo del avión, Moscú desplegó el jueves un sistemas de misiles antiaéreos S-400 para proteger de nuevos ataques a los pilotos rusos que participan en las misiones de bombardeos en el país árabe.

Fuente: Télam