Pulseras de moda, tóxicas

El nueve juguete que hace furor entre los niños.

El último tiempo los niños de todas las edades, sin discriminar género, han adoptado una nueva modalidad cómo juguete. Estas son las famosas pulseras que realizan ellos manualmente con las conocidas “liguitas”. Pero esto tiene de trasfondo, el material con la que están hechas y los daños que pueden causar.

Las pulseras coloridas contienen un ácido ftálico, conocido en la industria química por causar cáncer, malformaciones y defectos reproductivos. El ácido ya nombrado, es un ingrediente común para la horneada de juguetes infantiles y sexuales, advierte el profesor investigador del departamento de Farmacología Biológica de la Universidad de Guadalajara, César Cortés Álvarez.

Sin embargo, las consecuencias que producen en la salud humana tienen relación con el contacto del químico con la piel, y con las mucosas y el sistema respiratorio de las personas, además de depender de la edad y de la sensibilidad ante el ácido.

Asimismo, todos los tipos de ácidos ftálicos son tóxicos en algún grado, pero el DEHP que se usa para fabricar las ligas con las que se hacen pulseras, es el más económico y uno de los mas dañinos, según comenta el investigador.