Otro año sin contrato con el EPAS

Uno de los temas de disputa entre el gobierno de Horacio “Pechi” Quiroga y el gobierno provincial fue el funcionamiento del Ente Provincial de Agua y Saneamiento.

 Por Nieves Villanueva

El intendente de Neuquén, Mariano Gaido, en su campaña aseguró que lo primero que iba a hacer cuando tome las riendas de la municipalidad era saldar esa deuda pendiente. A los pocos días de asumir cumplió con ese anuncio. Sin embargo, se va el 2022 sin resolver la cuestión.
El período ordinario de trabajo termina el 15 de diciembre. Quedan dos lunes en este año, dos oportunidades de sacar despacho en la comisión de Servicios Públicos. Quedan dos sesiones ordinarias. Desde esta columna, sin temor a equivocarme, aseguro que eso no va a pasar.
El contrato tal como llegó al cuerpo legislativo cosechó muchas críticas, muchas propuestas de cambios; pero esos cambios no se materializaron en los papeles concretos. Cerrando el 2022 la discusión queda para el próximo año. Un año atravesado por contiendas electorales que, sabemos muy bien, disminuyen considerablemente el trabajo legislativo.
No sería descabellado entonces pensar, incluso, que tampoco en el 2023 el contrato de concesión con el EPAS verá la luz.