Neuquén ingresó al registro de femicidios

Un femicidio directo y uno vinculado fueron los resultados que relevó el Observatorio de la organización Mumalá.

 Por Nieves Villanueva

Diez meses sin casos llevaba la provincia hasta que el 19 de octubre se conoció la muerte de Nélida Coppis, una mujer de más de 80 años que vivía en un edificio en Santa Genoveva junto a su marido Rodolfo Guerreiro que se suicidó luego de matar a la mujer.

Al día siguiente, en la toma de Casimiro Gómez, se cometió un femicidio vinculado por parte de Armando Gerbán, que asesinó a su cuñado cuando éste intentaba proteger a la ex pareja de Gerbán. Un femicidio vinculado es la muerte de una persona para hacer sufrir a una mujer o en el contexto de una situación de violencia de género.

Los datos del Observatorio de Mumalá se completan con 329 muertes de mujeres, travestis y trans entre el 1 de enero al 30 de octubre de 2022 en Argentina. Una muerte violenta cada 22 horas.

De ese total 196 son femicidios, femicidios vinculados y trans- travesticidios; 73 son muertes violentas asociadas al género, 49 asesinatos están en proceso de investigación.

Otro dato que a veces aparece supeditado es la cantidad de intentos de femicidio que no llegan a competerse. En el mismo período hubo 348.

El 57 % de las víctimas tenían hijos e hijas, 228 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre. Y probablemente sin padre ya que éste termina preso, prófugo o muerto.

Las Provincias que presentan tasas más altas de femicidios son: Tierra del Fuego (2,2), La Pampa (1,6), La Rioja (1,5), Catamarca y Santiago del Estero (1,4).

El 62 % de los femicidios fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, el 61% cometidos por parejas o ex parejas, el 35 % de las víctimas fue asesinada con un arma blanca tenía un promedio de 38 años.

El 16 % de mujeres víctimas de femicidios había denunciado a su agresor.  El 47 % de las víctimas que había denunciado contaba con medidas de restricción de contacto y 17% botón de alarma.

El 6 % de los femicidios fue cometido por personas de las fuerzas de seguridad. El 19 % de los femicidas se suicidó, el 7 % lo intentó.

Cabe señalar que detrás de cada uno de éstos números fríos hay una historia de dolor, una injusticia, una falta de medidas a tiempo.

Cada número una historia.