Los All Blacks campeones del mundo

Superaron a los Wallabies 34-17 y ganaron el Mundial. Mostraron todo su potencial y se afianzaron como el gran equipo de la década; por primera vez, un seleccionado logró dos Copas del Mundo en forma consecutiva.

Londres.- Los All Blacks conquistaron un nuevo Mundial, el segundo seguido, el tercero en ocho Copas del Mundo. En Twickenham, la catedral del rugby, vencieron 27-17 a los Wallabies para ser una vez más los reyes del deporte.

La ventaja decisiva fue en la primera etapa, que terminó 16-3. En ese inicio, los capitaneados por Richie McCaw, que en su despedida igualó el registro de presencias en RWC de Jason Leonard (22), tuvieron mayor posesión y dominio territorial y fueron incisivos a partir de las incursiones de sus backs, fundamentalmente de Ma’a Nonu y Savea.

Sin embargo, necesitaron 39 minutos para quebrar a una sólida defensa australiana, que tuvo otra vez inspirada a su tercera línea. Pocock y Hooper fueron una pesadilla en el punto de encuentro y frustraron varios movimientos de los All Blacks, especialmente cuando Aaron Smith jugó rápido un penal a metros del ingoal y terminó con infracción del ataque.

Así, en una primera etapa sin concesiones, los primeros puntos llegaron con el pie. Carter, el goleador de todos los tiempos en tests, tuvo tres ocasiones de sumar con su pierna izquierda y no falló. Fue para abrir la cuenta a los 7 minutos (un envío esquinado), y después a los 26’ y a los 35’.

En el medio, a los 13’, Bernard Foley acertó su único intento para darle tres puntos a los dirigidos por Michael Cheika.

La máxima emoción de la parte inicial llegó en el minuto final. Nehe Milner-Skudder terminó sobre la bandera el mejor movimiento. Fue una combinación de forwards y backs que le permitió al wing -líder en estadísticas en ofrensiva- aprovechar una superioridad numérica por la punta derecha y apoyar. Con la conversión de Carter, se fueron al descanso 16-3 para Nueva Zelanda.