Los 147 obreros de Fasinpat apuestan a mantener abiertas las puertas de la fábrica

Pese a las deudas y la producción casi nula, los trabajadores desempeñan sus tareas por salarios de 80 mil pesos.

Neuquén.- «Más allá de los pensamientos ideológicos, mantenemos abierta la fábrica porque necesitamos la fuente de trabajo y porque no sobran las alternativas laborales», expresó el diputado y dirigente de izquierda, Andrés Blanco, en comunicación con «Mañanas en Red».

La consulta periodística surgió por las condiciones actuales de Fasinpat, que funciona como una cooperativa hace ya varios años.

«Conocemos las deudas que tenemos con el EPEN y no nos quedamos de brazos cruzados. Ahora estamos trabajando en una condonación con el ente», dijo Blanco sobre las facturas sin pagar que registra la fábrica.

Además, aseguró que «pedimos líneas de créditos y las niegan porque somos cooperativa y no estamos en condiciones de recibir fondos».

Sobre la cuestión política que atraviesa a Fasinpat, el legislador opinó que «la mirada ideológica esta en el gobierno que no quiere apostar a la gestión obrera».

«Una fábrica con control de sus trabajadores es un mal ejemplo para los empresarios de todo el país y esto afecta a nuestras posibilidades de seguir funcionando», cerró.