Las razones de unos y el montoncito de Sapag

Por Alejandro López

A ningún dirigente político en campaña le gusta hablar de plata. Creen mucho más honorable traer a la conversación las razones y dejar en el olvido a los morlacos.

Es por ello que hablaremos de razones y no de biyuya.

El que pretenda erigirse como candidato del MPN, en los próximos 30 días deberá juntar entre 50 y 75 millones de razones.

Razón más o razón menos, es el cálculo aproximado que los entendidos hacen con respecto al “esfuerzo” que les demandará a los candidatos hacer entrar “en razón” al electorado neuquino.

Los lobistas, especialistas en recaudar razones, hacen un cálculo mayor. “El que quiera ser gobernador deberá contar con 100 millones de razones”, sentenciaron dos de estos personajes que van y vienen de Neuquén a Buenos Aires, y viceversa, como usted y yo lo hacemos cada mañana del alto al bajo neuquino.

En el peregrinaje por los millones de razones está la causa de la definición de las candidaturas y el futuro electoral del MPN.

Jorge Sapag, líder espiritual de la lista Azul, tiene todas sus razones bien juntitas y se lo hizo saber al referente azul y blanco, Guillermo Pereyra, que por estas horas cuenta las suyas para ver si alcanzan para ir a internas o las suma al montoncito de Sapag.

Jorge Sobisch, se sabe, tiene razones. El interrogante es si son suficientes para ir x la gobernación o para contentarse con una candidatura a Diputado Nacional y participar del esquema frentista que imaginan Sapag y Pereyra.

Así las cosas primero es lo primero. Las autoridades de Junta de Gobierno se reunirán esta mañana y definirán la fecha de las elecciones internas abiertas para cargos electivos. Candidatos a Gobernador, Vicegobernador, legisladores, provinciales, intendentes y concejales de 2º y 3º categoría, más los presidentes de las comisiones de fomento.

A media tarde se sabrá si las elecciones serán el 30 de noviembre o el 7 de diciembre. Con la fecha puesta Sapag, Pereyra y Sobisch tendrán el principal motivo para hacer valer sus “razones”.

Ahora bien, por qué tanto revuelo si con la fecha puesta solo deberían decidir quién se candidatea y contra quien va. Al menos antes era así. En estos tiempos los parámetros son otros.

Hoy manda el que acumula más razones. ¿Las encuestas? Bien. Gracias.

Por eso es que primero está el proyecto, la propuesta. El viernes tanto Jorge Sapag como Guillermo Pereyra, en reuniones separadas con “sus” militantes, pusieron mucho énfasis en privilegiar el proyecto de gobierno para recién después definir quienes lo encabezarán.

Prepararon el terreno ante la eventualidad de que Pereyra baje su candidatura a gobernador beneficiando al postulado de Jorge Sapag, el ministro de Hacienda, Omar Gutierrez.

Definido el primer lugar se irán intercalando nombres de acuerdo al color, predicamento y…razones. “No hay que ofenderse si en la lista aparecen compañeros de otras listas”, coincidieron en decir ambos en sendas reuniones.

Si Pereyra se bajara en favor de Gutierrez  el candidato a vicegobernador sería del sector del petrolero.

La lista de diputados provinciales iría intercalándose con el mismo criterio: color, predicamento y…razones.

Sobisch regresa de sus vacaciones esta semana. Seguramente lo hará con algunas razones menos o con tantas acumuladas que lo podrían a animar a intentar ser gobernador una vez más.

Mientras tanto, Jorge Sapag espera pacientemente sentado sobre sus razones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*