La lupa puesta en la legislatura

Una averiguación por un tema puntual destapó las reiteradas ausencias de un diputado y eso generó muchas críticas tanto de la población como desde el ámbito político.

 Por Nieves Villanueva

Hace unos días, una averiguación periodística sobre un tema puntual, destapó las reiteradas ausencias de un diputado provincial a la Legislatura, situación que generó críticas tanto desde la ciudadanía en general, como desde el ámbito político en particular.
La Cámara parlamentaria neuquina está compuesta por 35 diputados y diputadas que representan al pueblo de Neuquén, cuya responsabilidad es participar de las comisiones –que se reúnen de martes a jueves en el edificio de Leloir 810- y de las sesiones, que se realizan cada 15 días, usualmente los miércoles y los jueves por la mañana. Además de asistir a las comisiones y sesiones –espacios en los que se debate y se vota-, otra de sus funciones es presentar proyectos y estudiar los que presentan sus colegas, el Poder Ejecutivo provincial o los locales, y/o la ciudadanía. Sin embargo, parece que no todos y todas cumplen con esa tarea como corresponde.
Un tema particular vinculado a Plottier derivó en gestiones para dar con los siete diputados y diputadas que residen en dicha localidad. Sin embargo, fue imposible contactarse con uno de ellos: Francisco Rols, del bloque unipersonal Frente Integrador de los Neuquinos (FRIN). Indagando, consultando y analizando información legislativa, se evidenció que el legislador en cuestión no participa activamente de las comisiones –una de ellas presidida por él mismo: la de Asuntos Municipales, Turismo y Transporte- ni de las sesiones de Cámara.
Por caso, según se desprende del análisis de las versiones taquigráficas, de los diarios de sesiones y de los comunicados de prensa publicados en el sitio oficial de la Legislatura, el diputado en cuestión participó en solo 13 de las casi 100 reuniones de comisión realizadas en lo que va del 2022 –que comenzaron a reunirse en el mes de marzo-. En cuanto a las sesiones, de las 12 que se realizaron en este primer semestre, Rols asistió a siete y faltó a cinco. Es decir, faltó a poco más del 40% de las reuniones en las que el cuerpo transforma en leyes los proyectos en debate.
Esta situación, trajo a la memoria dos proyectos que ponen el foco en la producción legislativa neuquina. Uno presentado por el ex diputado Claudio Domínguez (MPN) en el año 2012 y otro por la actual diputada Leticia Esteves (Juntos por el Cambio), casi diez años después, en el 2021.
La propuesta de Domínguez (actual concejal de Neuquén capital) establecía un descuento monetario para los diputados y las diputadas por los días no trabajados, es decir, por sus inasistencias a comisiones. En tanto, la de Esteves, establece la obligatoriedad de presentar un informe de gestión al finalizar el mandato. Ambos duermen en los cajones legislativos.
La iniciativa de Domínguez cumplió los dos años calendario que indica el reglamento del Poder Legislativo para ser archivado, mientras que la de Esteves aún tiene chances de ser, aunque sea, debatido.
La información obtenida sobre la labor de un legislador, generó un “llamado de atención” generalizado desde distintos ámbitos que dan cuenta que otros legisladores y legisladoras se encontrarían en las mismas condiciones, y disparó el recuerdo de iniciativas orientadas al rendimiento de los representantes del pueblo.
La lupa se puso en la Legislatura.