Inicia el juicio por Báez Sosa: Quiénes son los ocho rugbiers acusados

Están imputados por "homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

Buenos Aires.- Este lunes comienza el juicio contra los ocho rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado a golpes en enero de 2020 a la salida de un boliche en la localidad balnearia bonaerense de Villa Gesell.

El proceso, que se desarrollará en plena feria judicial, incluirá cerca de 150 testigos y en el que se prevé la presencia de los imputados a lo largo de cada una de las audiencias.

Estos son los ocho rugbiers que serán juzgados:

Máximo Thomsen (23): Era estudiante en el profesorado de educación física y quería ser kinesiólogo de alto rendimiento.
Fue sacado por la fuerza del boliche «Le Brique» de Villa Gesell y está señalado por la justicia como quien quien le dio la patada mortal en la cabeza a Fernando cuando estaba «de rodillas sobre el suelo» y quien dijo a viva voz: «Quédate tranquila que me lo voy a llevar de trofeo».

Ciro Pertossi (22): Es uno de los rugbiers a quien la Justicia le atribuye mayor responsabilidad en el crimen, ya que fue reconocido por al menos tres testigos «como el sujeto que le pegó a Fernando cuando ya estaba en el piso, en su cabeza, cara, y pecho». Imágenes aportadas a la causa lo muestran «chuparse los dedos» con sangre cuando es interceptado por personal policial. Además fue quien, casi una hora y media después del ataque, escribió en el grupo de WhatsApp que compartía con el resto del grupo: «Chicos, no se cuenta nada de esto a nadie».

Lucas Pertossi (23): La fiscalía determinó que filmó con su iPhone la secuencia del ataque, desde que fueron expulsados del boliche hasta que él mismo dejó de grabar la golpiza para agredir a un amigo de Fernando. Diez minutos después del ataque, envió un audio al resto de los rugbiers: «Estoy acá cerca donde está el pibe y están todos ahí a los gritos, está la policía, llamaron a la ambulancia… caducó».

Luciano Pertossi (21): Fue reconocido por testigos como uno los agresores de Fernando. En las filmaciones se ve cuando participa de la golpiza.

Matías Benicelli (23): Fue quien abrió la puerta a la policía a las 10.30 del 18 de enero de 2020, cuando se ordenó la aprehensión del grupo en la casa que alquilaba en Villa Gesell. Un testigo lo ubicó como «agresor directo» y un restante lo identificó como quien le gritaba a Fernando «a ver si volves a pegar, negro de mierda».

Enzo Comelli (22): Al ser detenido presentaba un «hematoma sobre el labio inferior» y, según la fiscalía, «premeditadamente» agredió a Fernando «junto con los restantes imputados, previo repartirse roles para agredir físicamente a la víctima y posteriormente matarla».

Blas Cinalli (21): Según la imputación, «existen sendos elementos probatorios» para atribuirle «una participación criminal esencial en la comisión del hecho» y como «agresor directo de Fernando». En el requerimiento para la elevación a juicio se constató que «golpea a unos sujetos que se encuentran en el piso».

Ayrton Viollaz (23): Es el único del grupo que no tenía teléfono celular y la fiscalía entendió que «todas la probanzas valoradas» lo «ubican claramente junto a Fernando pudiendo quizás tratarse de un agresor directo».