El presupuesto 2023 prevé beneficios para la industria de la construcción

La construcción es junto a la producción hidrocarburífera, el turismo y el comercio, una de las razones que explican el crecimiento de la actividad en la provincia.

Neuquén.- El presupuesto para el año 2023 en el que trabaja el gobernador Omar Gutiérrez prevé beneficios para una de las industrias con más dinámica en la economía provincia: la construcción.

Los incentivos fiscales motorizan la actividad privada y para el caso de la construcción y los servicios a la construcción el presupuesto 2023 contempla bajar la alícuota (art 4.c.1 y 4.c.2 de la ley impositiva) desde el 2,5% al 1,5%, lo que significará 1.500 millones de pesos anuales a valores de septiembre de 2022 que dejará de recibir el fisco neuquino y que se traducirán en más construcción, más empleo, más materiales y mayor actividad en toda la cadena de valor agregado en torno a la actividad, multiplicando sus efectos.

Días atrás se conocieron los últimos datos del empleo en la construcción en julio, que dejó a Neuquén con 14.736 trabajadores, lo que representó una variación positiva del 17,3 por ciento interanual y 20,8 por ciento acumulada en lo que va del año.

La construcción es junto a la producción hidrocarburífera, el turismo y el comercio, una de las razones que explican el crecimiento de la actividad en la provincia.

Según el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), la provincia cuenta con 542 empresas dedicadas al rubro de la construcción, que se dividen en 466 constructoras y 76 subcontratistas.