El paseo Limay sufrió robos y daños a pocos días de su apertura

Se trata del sector entre las calles Linares y Tronador, que fue recientemente habilitado y es la extensión del Paseo Costero.

Neuquén.- En una semana, el Municipio de Neuquén capital repuso 115 aspersores de los 160 que hay en el tramo del Paseo Costero Limay, que va de Linares a Tronador, a causa de robos y daños producidos por desconocidos.

Por otro lado, la comuna informó que en el Gustavo Fahler (ex Río Grande) se reponen entre 4 y 5 diarios por la misma causa.

«El césped es nuevo y con dos días que no tenga agua se seca y cuesta muchísimo recuperarlo. Además, el costo que tienen los aspersores varía entre $1000 a $2000 según el tipo. Es una inversión fuerte la que hace la Municipalidad», puntualizó Mario Ungaro, director de balneario Zona II.

Agregó que no fue la única dificultad que han tenido que afrontar. «Nos cortaban las luces y tampoco se podía regar de noche», contó.

«Desde que nos hicimos cargo de este nuvo sector, nos encontramos con que se habían robado muchísimos aspersores y otros estaban rotos, un 80% del total», cerró.

El sector entre las calles Linares y Tronador se habilitó hace algunas semanas atrás y se trata de la continuación del Paseo Costero, que concluirá en la confluencia de los ríos Neuquén y Limay.