El papa pidió recibir cálidamente a los refugiados en Europa

El máximo Pontífice lamentó "la actual crisis migratoria, con 65 millones de personas que en el mundo han sido obligadas a abandonar los propios lugares de residencia".

El papa Francisco toca su crucifijo mientras lo conducen a través de la multitud durante su audiencia general inaugural, en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el miércoles 27 de marzo de 2013. Francisco pidió el miércoles que se ponga fin a la violencia y los saqueos relacionados con el golpe de estado del fin de semana en la República Centroafricana, en su primera apelación de ese tipo por la paz desde que se convirtió en papa. (AP foto/Andrew Medichini)

Vaticano.- El papa Francisco pidió este sábado a ex alumnos jesuitas de todo el mundo que sean «valientes en responder a las necesidades de los refugiados», afirmó que la actual problemática migratoria es «la crisis humanitaria más grande después de la segunda guerra mundial” y sostuvo que el Mediterráneo se convirtió «en un cementerio».

Francisco recibió en la Sala del Consistorio del palacio Apostólico a cerca de 150 participantes en el encuentro promovido por la Confederación Europea de los ex Alumnos de los Jesuitas, frente a quienes lamentó «la actual crisis migratoria, con 65 millones de personas que en el mundo han sido obligadas a abandonar los propios lugares de residencia».

Se trata de «un número sin precedentes, que va más allá de toda imaginación. Más que toda la población de Italia», denunció el Pontífice en el día en que la iglesia recuerda a San Bellarmino, jesuita y doctor de la Iglesia.

En su discurso, el Santo Padre calificó a la problemática migratoria como «la crisis humanitaria más grande después de la segunda guerra mundial”, con «un número nunca antes alcanzado de refugiados muere intentando atravesar el Mar Mediterráneo, que se ha convertido en un cementerio».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*