«El futuro va a ser el que quieran los argentinos. Nada es para siempre»

Cristina Fernández de Kirchner votó en la escuela Nuestra Señora de Fátima de la ciudad de Río Gallegos, Santa Cruz. La Presidenta destacó las políticas de sus 8 años de mandato y sostuvo que "nunca hemos tenido un período de gobierno, con esta estabilidad social y de progreso".

Santa Cruz.- Luego de votar en la mesa 567 de la escuela Nuestra Señora de Fátima de la ciudad de Río Gallegos, Cristina Fernández de Kirchner destacó como un «fenómeno inédito» el hecho de que hoy se vote «con el 5,9 por ciento de desocupación, generación de millones de puestos de trabajo y una paz social muy grande».

«Hoy es un día muy importante», dijo tras votar. La jefa de estado expresó hoy su «preocupación por las cosas que sucedieron en estos días, no puedo dejar de manifestarlas» y señaló entre ellas la «vandalización de la mansión Seré, un campo de concentración de la dictadura, con inscirpciones muy feas como que el 22 se acaba el curro».

La mandataria resaltó las políticas de sus dos mandatos y el de su esposo. «Nunca hemos tenido tampoco un período de gobierno, 12 años, con esta estabilidad social y de progreso», aseguró. Además, resaltó que «el futuro va a ser el que quieran los argentinos. Nada es para siempre».

Por otro lado indicó que hay una ley para construir nuevas universidades y donde artistas, científicos, trabajadores y la gente en las redes sociales se manifestaron por defender los derechos que se han conseguido. Manifestó que «sería muy fuerte volver atrás con los logros y las conquistas del pueblo argentino».

La Presidenta buscó generar empatía en los electores al pedirle «a la gente que recuerde dónde estaban y cómo estaban en 2003», cuando llegó al poder el kirchnerismo tras la gestión del también justicialista Eduardo Duhalde.