Dos terroristas islámicos atacaron Beirut

Al menos 41 personas murieron hoy y más de 200 resultaron heridas cuando los atacantes suicidas detonaron bombas en una zona comercial. Fue un ataque reivindicado por el Estado Islámico (EI) en represalia a la participación del grupo libanés en la guerra en Siria.

Líbano.- El atentado se suma a varios otros cometidos en bastiones de Hezbollah desde que ese partido y milicia chiíta empezó a enviar combatientes a Siria, en 2013, para apoyar al gobierno del presidente Bashar Al Assad en su lucha contra el EI y otros grupos islamistas sunnitas.

El ministro de Salud libanés, Wael Abou Faour, en declaraciones desde el lugar del atentado, en el barrio de Burch Barachn, en el sur de Beirut, dijo que 41 personas murieron y más de 200 fueron heridos, muchos de los cuales se hallaban en condiciones críticas.

Según la policía, dos hombres hicieron estallar cinturones explosivos que llevaban consigo cerca de una mezquita y sobre una calle de tiendas y otros comercios de ese humilde barrio, habitado mayoritariamente por musulmanes de la rama chiíta.

El Ejército y el ministro del Interior, Nuhad Mashnuk, dijeron que un «tercer terrorista» murió en el lugar a causa de una de las explosiones antes de que pudiera detonar la bomba que él portaba.

Las detonaciones ocurrieron con segundos de diferencia entre sí, y un centro comunitario chiita y una panadería fueron los edificios más dañados, dijeron fuentes de seguridad. Cerca del sitio se encuentra un muy custodiado hospital administrado por Hezbollah, que no fue alcanzado por los estallidos, agregaron las fuentes.

Al reivindicar el atentado en un comunicado difundido por Internet, el EI dijo que uno de los estallidos fue provocado por una moto-bomba y el segundo por un suicida.