Con la presencia de «Wado» de Pedro quedó inaugurado el Centro de Convenciones «El Cisne»

Hubo reconocimientos a los trabajadores que llevaron a cabo la obra y a personalidades destacadas de la ciudad capital. Además, se firmó un convenio entre Nación y provincia para continuar con las obras complementarias del complejo.

Gentileza: Oskar Leon.

Neuquén.- Como estaba previsto, esta mañana tuvo lugar la tan esperada inauguración del Centro de Convenciones «El Cisne». El corte de cintas estuvo a cargo del gobernador Omar Gutiérrez, el intendente Mariano Gaido y el ministro del Interior de la Nación Eduardo «Wado» De Pedro.

Se trata de una obra paradigmática, que está ubicada en la Isla 132, y contribuirá al desarrollo del turismo de eventos y convenciones.

En este sentido, Gutiérrez precisó que «hay dos obras fundamentales que -para mí- jerarquizan a Neuquén y abren una nueva dimensión. En esas dos obras está presente el sello de un hombre federal como «Wado» De Pedro: el Cisne, que es el Centro de Convenciones y Exposiciones, y el asfalto de una ruta importantísima en el interior de la provincia, la ruta 23″.

Previo al corte de cintas, el gobernador y el ministro nacional firmaron un convenio mediante el cual el gobierno nacional aportará aproximadamente 400 millones de pesos para la finalización de las obras complementarias de El Cisne.

En tanto, el ministro del Interior de la Nación, destacó que «Neuquén no sólo es pujante, no sólo le da empleo a los argentinos y argentinas que vienen a vivir aquí, sino que también le da empleo al resto de las provincias que están desarrollando las cadenas de valor, que están desarrollando industrias que son proveedoras de la riqueza que hay en Neuquén».

De Pedro expresó que confía plenamente «en que vamos a saber aprovechar los recursos naturales para ponerle ciencia, tecnología; vamos a saber aprovechar estos recursos para que las futuras generaciones tengan un buen vivir».

Por su parte el intendente Mariano Gaido inició su discurso dedicando unas sentidas palabras en reconocimiento a la ciudad. Realizó un repaso histórico y destacó que los pioneros que se asentaron en la confluencia de los ríos Limay y Neuquén «no dudaron que este era el lugar que se iba a transformar en la capital de la Patagonia y en una de las grandes capitales del país».

Remarcó la tarea de los trabajadores que realizaron el centro de convenciones porque no se detuvieron durante la pandemia. «Este corte de cintas significa mucho más que inaugurar un lugar. Esta inauguración es la puesta en marcha definitiva de una ciudad turística, con la jerarquía que necesitábamos», dijo.