Bajada del Agrio: Dos personas fueron imputadas por el delito de abigeato

Además se secuestró armas de fuego, municiones, dinero en efectivo y varios animales robados.

Neuquén.- Varios animales que habían sido sustraídos a dos crianceros que residen en el paraje Quili Malal, fueron recuperados en la jornada del lunes, como resultado de un allanamiento en Bajada del Agrio.

Todo comenzó el pasado 10 de julio, cuando dos crianceros denunciaron que habían sido víctimas del delito de abigeato. Según informaron al personal policial, en la madrugada del 2 de julio al menos tres jinetes ingresaron a sus campos para sustraer 20 animales vacunos a uno de ellos y otros 18 al restante.

Las víctimas, aportaron datos importantes respecto del recorrido que habrían realizado los ladrones de ganado y del posible paradero de los animales, lo que encaminó positivamente la investigación policial.

En las horas posteriores y en el marco de las pesquisas realizadas, los uniformados entrevistaron a un criancero de Bajada del Agrio, quien reconoció haber adquirido de buena fé, animales vacunos a los principales sospechosos y entregó de manera voluntaria 3 de ellos.

Luego de una meticulosa tarea de investigación, los pesquisas lograron reunir indicios suficientes sobre el posible lugar de residencia de los sospechosos y en base a ello, solicitar a la Justicia una orden de allanamiento para con una chacra del Paraje Quili Malal, a la vera del Río Agrio.

Como resultado de la diligencia judicial, el personal policial procedió con el secuestro de 16 cueros vacunos, un rifle tipo escopeta calibre 12 milímetros, 19 cartuchos calibre 22, una carabina calibre 16 milímetros, 9 municiones del mismo calibre, una mira telescópica, 15 municiones calibre 12 milímetros, un machete, un teléfono celular, 6 animales vacunos, un animal de pelaje retinto colorado y casi 400 mil pesos en efectivo.

En el lugar, se notificó judicialmente además a los presuntos autores del hecho, una mujer de 47 años de edad y un hombre de 43. En cuanto a los animales recuperados, fueron entregados nuevamente a sus propietarios.