Academia de la alegría

Racing derrotó 1 a 0 a River por la decimoséptima fecha del torneo y se subió a la punta del certamen. El equipo de Diego Cocca es líder con 35 puntos. El Millonario quedó segundo a dos de la cima. Gallardo y compañía ganaron dos de los últimos 12.

Buenos Aires.- Racing ganó una final. A la Academia no le importó que enfrente estuvieran los suplentes de River , que llegaba como puntero del campeonato. El equipo de Diego Cocca mostró muchísima personalidad y a dos fechas del final quedó como único puntero. La Academia tiene dos puntos más que el equipo de Marcelo Gallardo y que Lanús. Ahora depende de sí mismo para volver a ser campeón, algo que no consigue desde 2001.

Con la cabeza puesta en la revancha ante Boca el próximo jueves, River, puntero durante casi todo el torneo, eligió salir a la cancha con suplentes. Muchos juveniles no pudieron contra la experiencia de este Racing que salió convencido en llevarse el triunfo.

En su primera chance, Racing iba a festejar. La Academia se puso en ventaja a los 15 minutos de la primera parte gracias a una ‘carambola’ de la defensa visitante. Gastón Díaz mandó el centro desde la derecha, pero Gustavo Bou no pudo llegar a conectar. En su intento por despejar, los hombres de River metieron la pelota contra su arco, Milito presionó ante Barovero y Ramiro Funes Mori terminó convirtiendo en contra de su propia valla.

En el complemento, el encuentro se volvió aún más pobre. El local no proponía demasiado y esperaba bien plantado, le cedía la iniciativa al equipo de Marcelo Gallardo, que poco podía hacer con su formación alternativa.

Lo más peligroso del elenco de Núñez en el primer tramo de la segunda parte fue una jugada preparada tras un tiro libre que culminó con un remate de afuera del área de Tomás Martínez que se desvió y terminó en las manos de Saja. En la respuesta, luego de una buena acción de Centurión, Milito sacó un disparo desde la medialuna que se fue por arriba del travesaño.

Para ese entonces, Gallardo ya había dispuesto el ingreso de Fernando Cavenaghi, quien no jugaba desde el pasado mes de mayo por una lesión, para intentar tener mayor presencia en ataque y lograr torcer la historia.

River no encontró los caminos al arco y no solo perdió un partido, sino también la cima del campeonato.

Racing sacó 19 puntos de los últimos 21 que disputó. River, en cambio, sumó dos unidades de las últimas 12 en juego.

Ahora Racing depende de sí mismo para volver a ser campeón. Le quedan dos partidos: Rosario Central y Godoy Cruz, el primero en Rosario y definirá en Avellaneda. River y Lanús dependerán de lo que pase con la Academia para alimentar su ilusión. El equipo de Gallardo es, de los tres, el que menos puntos sumó estas fechas: dos de los últimos doce (empates contra Vélez y Olimpo, derrotas ante Estudiantes y Racing).