‘Youtubers’ en contra de las nuevas normas de YouTube

Las normativas de la plataforma de vídeo avisan que cualquier contenido "inapropiado" no podrá ganar dinero, ya que no será apto para ser monetizado.

Las nuevas normas que ha instaurado YouTube no han sido bien acogidas por los más eminentes miembros de la comunidad: los ‘youtubers’. Las nuevas Directrices de contenido adecuado para anunciantes han desatado una serie de críticas ya que dificulta la monetización del contenido, el método por el que es posible ganar dinero subiendo vídeos a la plataforma.

«El contenido adecuado para anunciantes es aquel que resulta adecuado para todos los públicos», explica la plataforma. Esta normativa, que ha provocado las quejas de ‘youtubers’ como El Rubius, exige que lo emitido sea apropiado -que no vincule una imagen negativa al patrocinador- para los anunciantes. Para ser válido YouTube exige evitar:

  • Escenas de carácter sugerente, incluidos desnudos parciales y humor verde.
  • Violencia, incluidas imágenes de lesiones graves y acontecimientos relacionados con el extremismo violento.
  • Lenguaje inapropiado, incluido el acoso, las obscenidades y el lenguaje vulgar.
  • Incitación a la venta, el consumo o el abuso de drogas y sustancias reguladas.
  • Acontecimientos y asuntos controvertidos y delicados, como conflictos bélicos o políticos, desastres naturales y tragedias (aunque no aparezcan imágenes explícitas)

Estas medidas provocaron que algunos reconocidos miembros de la comunidad hayan lanzado vídeos quejándose de las nuevas limitaciones y confesando que ellos mismos han recibido correos avisando de la pérdida de la monetización de alguno de sus vídeos.

Uno de los que más eco ha logrado con sus quejas ha sido El Rubius, que publicó un vídeo en el que ironizaba con el contenido que piensa que tendrá que realizar tras estos cambios. Tras unos minutos jugando al videojuego Minecraft pasa a hacer justo lo que prohíbe YouTube. El vídeo fue censurado. Pero ya acumula más de 6 millones de visitas, aunque solo puede ser visto por mayores de 18 años suscritos a la plataforma.

Lo cierto es que una de las quejas más frecuentes es que el bloqueo de esos vídeos suele ser erróneo. Así lo afirma el ‘youtuber’ Willyrex, uno de los más conocidos. En un vídeo en su canal asegura que uno de sus vídeos fue censurado por escoger a un personaje egipcio llamado Isis (al igual que el grupo terrorista, por sus siglas en inglés).

Para evitar estas equivocaciones YouTube pide que «Si hemos considerado el contenido de un vídeo que has subido como inapropiado para fines publicitarios ( «inadecuado para anunciantes») y crees que es apto para monetizarlo, puedes solicitar una revisión manual».

También la estrella de YouTube Phil DeFranco, ha asegurado haber recibido advertencias de la plataforma de vídeos sobre el contenido de los mismos. DeFranco explica que él cuenta con otras formas de financiación pero muchos otros ‘youtubers’ no y que las condiciones son «incompatibles» para la sostenibilidad de sus canales. «Parece que YouTube me retirará la mayor parte de la publicidad a partir de ahora. Oh, bien. No voy a autocensurarme», aseguraba DeFranco en Twitter. «No se trata de un endurecimiento de las normas sino una mejora en el proceso de notificaciones», ha contestado YouTube a través de Twitter al joven.

Surgen varios debates: el primero es qué tipo de contenido es el destinado o apropiado para Internet, porque en caso de no ganar dinero podrían buscar otras alternativas. Aunque El Rubius descartó esa posibilidad asegurando que » Rubius nunca dejará de subir vídeos aunque no pueda ganar dinero con ello porque a Rubius le encanta hacer vídeos».

Para la plataforma de vídeo esta es la forma elegida para que los anunciantes que salen en los vídeos no aparezcan antes de algo ofensivo o inapropiado. Ahora pueden asegurar que los anuncios no se vincularán con contenido sexual o palabras malsonantes. Por último, queda por ver que harán ‘youtubers’ cuyos fans esperan que generen este tipo de contenido. Su humor podría ser vetado y no ganar dinero -pero podría seguir siendo colgado vídeos de forma altruista-.