Sin mayores novedades, finalizó la reunión entre choferes y la policía

Luego del encuentro para velar por la seguridad de los choferes de Indalo, después de los ataques que sufrieron en las últimas horas, se concensuó aumentar el control en las unidades.

Neuquén.- Después de estar más de una hora y media reunidos, representantes de la policía y de los choferes de la empresa Indalo, decidieron aplicar más controles a las unidades, determinación que “va a cambiar poco la situación”, según expresaron choferes consultados por TU NOTICIA.

Del encuentro participaron, el director de seguridad, Rubén Tissier y el comisario inspector, Luis Arango, en representación de la policía y el cuerpo de delegados de la UTA.

“Nos dieron los números de todos los móviles policiales” para contar con una mayor vigilancia, dijeron desde la UTA.

Hay que recordar que ayer se produjeron dos agresiones a choferes de las líneas 7A y 15, en el oeste,  por lo que decidieron cortar el servicio de colectivos aproximadamente a las 20, 30.

Las unidades comenzaron a funcionar nuevamente hoy, a partir de las 5. Sin embargo, desde el gremio, dijeron que habrá nuevamente una medida de fuerza “si hay otra agresión”.

“El mal servicio de la empresa recae en nosotros” comentó a este medio un trabajador. “Nos hacen responsables por el pésimo servicio prestado” afirmaron.

Las fuentes consultadas coinciden en que es algo que tienen que resolver «la empresa y el municipio».