Qué es la lactofilia y los riesgos de practicarla

Es una acción que suele hacerse mediante abuso y en las últimas horas tomó relevancia por una denuncia radicada en Roca.

Neuquén.- La lactofilia es un tipo de actividad sexual en el marco de una fantasía, relacionada con la leche materna.

Es usual que los hombres lleven adelante esta modalidad, donde beben leche de la mujer lactante como una forma de excitación.

Como toda acción sexual es fundamental el consentimiento y este tipo de fantasías suelen llevarse adelante mediante abusos a lactantes.

Sucesos en la región

El término aparece en las últimas horas en los medios locales y nacionales por una denuncia hecha en la ciudad de Roca, Río Negro.

Mujeres y madres explicaron que un hombre adulto se comunicó con ellas a través de redes sociales. Argumentando tener una enfermedad, ofrecía sumas de dinero a cambio de leche materna.

La Campaña por la Emergencia Nacional en Violencia contra las Mujeres de Roca manifestó que este tipo de situaciones constituyen «persecución y abuso contra mujeres lactantes y no hay en la provincia algo que regule este tipo de violencia, con lo cual no se toman las denuncias».

Por su parte, el hospital Francisco López Lima comunicó que está prohibida la comercialización de la leche materna.

En este punto es preciso mencionar que en países de Europa se comercializa fácilmente en Internet y en los últimos años generó un ingreso extra a las personas que decidieron realizar la práctica.

Riesgo en la salud

Sitios en Internet explican que existen mitos entre la población hospitalaria y no hospitalaria donde se resume que la leche humana podría contribuir «en la lucha del cáncer, fortalecer el sistema inmunológico y como suplemento para atletas».

Sin embargo, la realidad es que los peligros de consumirla superan a los beneficios que al fin y al cabo solo son suposiciones.

Estos son algunos de los riesgos de la práctica «lactancia erótica»:

  • VIH, sífilis, hepatitis B y C y Chagas.
  • Contaminación del producto durante la extracción por falta de pasteurización.

Es importante aclarar que las propuestas sexuales no convencionales deben hacerse en contextos de higiene y con el consentimiento de los protagonistas.