Proyecto de ley para otorgar subsidios a personas trans

María Rachid, legisladora porteña del FpV, presentó un proyecto de ley que causó polémica entre los argentinos, se trata de darle un subsidio a personas trans mayores de 40 años.

Buenos Aires.- La legisladora porteña kirchnerista María Rachid presentó un proyecto de ley para que la Ciudad otorgue un subsidio mensual de 1200 unidades fijas (lo que da un valor cercano a los 8.000 pesos) a personas trans mayores de 40 años, siempre que no tengan otros ingresos superiores a 22.400 pesos.

Luego de la enorme polémica que se generó por la iniciativa, la integrante del Frente para la Victoria aclaró en un medio bonaerense los alcances de la propuesta y admitió que «habría que reevaluar» el monto que podrían recibir los integrantes de la mencionada comunidad, si la idea se convierte en ley.

En primer lugar, Rachid aclaró que el proyecto no sólo es para la ciudad de Buenos Aires sino que fue presentado en varios distritos del país. Y apuntó que el subsidio es el último recurso de una serie de iniciativas que en primer lugar incluyen que las personas trans «puedan retomar sus estudios, sean incluidas en cooperativas, y se otorguen incentivos a las empresas que las contraten».

En cuanto al monto del subsidio, la legisladora contó que inicialmente (en 2012) el valor sugerido era muy inferior al dinero del que se habla, pero la cifra se triplicó por culpa del partido que gobierna la ciudad de Buenos Aires.

«Nunca propusimos que sean $8.000, nosotros pedimos un subsidio de 1.200 unidades fijas (UF) que hasta el año pasado eran $2.400 pesos; sin embargo, como a fin del año pasado el PRO quiso aumentar el costo de las multas, triplicó el valor de los proyectos valuados en unidades fijas», argumentó. «Habría que reevaluar el monto, pero lo que sí proponemos es un monto que garantice una mínima subsistencia, además de una reparación histórica por tanta violencia vivida durante tantos años», agregó.

La legisladora señaló que esta es apenas «una de 500 propuestas que hemos presentado en estos años, y es sólo uno de los grupos vulnerados en los que estamos trabajando».

Con respecto a las quejas que generó la idea, Rachid consideró que «la principal objeción tiene que ver con la discriminación que todavía existe en la sociedad con las personas trans». En tanto que la segunda se dio por la «tergiversación» de la información porque en muchos casos «no se explicó que el promedio de vida de esta gente es de 35 a 40 años».

«El Estado tiene que estar con los distintos grupos que han visto sus derechos vulnerados durante toda su vida. El subsidio es el último recurso, porque hay personas de carne y hueso que tienen que subsistir hoy, no mañana», fundamentó la mujer que integra el FpV.

Consultado sobre si cree que el proyecto va a prosperar, pronosticó: «Creemos que en otros distritos la iniciativa puede avanzar; en la Ciudad presenté 500 proyectos y los que tienen que ver con derechos sociales no se han tratado siquiera en comisiones, así que no creo que avancen ni este ni otros».

( Fuente: Infobae)