Macri evitó hablar de golpe de Estado en Bolivia y repudió la violencia

El mandatario prefirió mantenerse al margen de la situación social y política del vecino país.

Buenos Aires.- El presidente Mauricio Macri encabezó este martes en la Casa Rosada la apertura de una jornada del Cuerpo de Abogados del Estado. En ese marco, el mandatario habló de la difícil situación que vive Bolivia por estos días.

«Quiero dejar claro que repudiamos la violencia de cualquier tipo y bajo cualquier circunstancia, creemos en el diálogo como único mecanismo de salida de cualquier crisis que pueda tener una Nación. Entendemos que las elecciones son la mejor manera de transparentar la voluntad del pueblo boliviano y que sus mecanismos previstos en su Constitución son los que van a permitir resolver esta cuestión», manifestó.

Más allá de que Macri no lo haya mencionado en su discurso, la postura sigue siendo que lo ocurrido en Bolivia «no es un golpe de Estado», aunque se monitorea la situación en el vecino país dado que podría incluir perjuicios directos para la Argentina como la distribución de gas.