Los guardavidas de Neuquén están con medidas de fuerza

El conflicto fue denunciado el lunes 29 en la subsecretaría de Trabajo por violencia de género iniciadas al principio de temporada, denuncias por persecución sindical. Además de pedidos de recategorización y pago de antigüedad.

Neuquén.- Por una disminución en los salarios de diciembre, los guardavidas de Neuquén iniciaron medidas de fuerza consistentes en quites de colaboración, asamblea permanente y paros sorpresivos en los balnearios de la capital. El conflicto fue denunciado el lunes 29 en la subsecretaría de Trabajo, y sumó al reclamo salarial las denuncias por persecución sindical y violencia de género iniciadas al inicio de la temporada, además de pedidos de recategorización y pago de antigüedad.

«Las medidas fueron definidas por ver la disminución de los haberes de los guardavidas en los salarios de 2014, por la falta de pago de francos compensatorios, feriados y asuetos. También por la falta de una definición a la recategorización y el cómputo de antigüedad, que es algo que se viene reclamando de la temporada pasada y a lo que se había comprometido la municipalidad», explicó Ariel Tarifeño, titular del Sigune.

Ayer los balnearios funcionaron con normalidad, ya que no paralizaron la actividad pese a «no tener respuestas favorables». «Por no querer perjudicar a los vecinos estamos trabajando en los balnearios», indicó Tarifeño.

El dirigente señaló que «no hubo respuestas a los reclamos salariales ni tampoco a la denuncia por violencia de género a una compañera embarazada por parte del director de Seguridad Balnearia, Pedro Martínez». Los guardavidas habían solicitado el cambio de funciones para la trabajadora, pero aún no se le asignó una tarea.

«El tema de la discriminación y persecusión gremial continúa, por lo que creemos que el funcionario tiene que dar un paso al costado. Vamos a pedir su renuncia por falta de idoneidad», aseguró Tarifeño.

(Fuente: Rio Negro)