Lo que el viento dejó…

Cortes de luz y varias caídas de ramas y árboles fueron algunas de las mayores complicaciones de las ráfagas registradas el sábado 29.

Neuquén.- El viento se hizo sentir con fuerza durante la tarde del sábado, a lo largo y ancho del Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Los mayores periodos llegaron a los más de 100 kilómetros por hora.

Desde temprano, varios barrios de la ciudad neuquina no tuvieron luz y el servicio retomó en horas de la noche. En Cipolletti ocurrió lo mismo.

Además, la caída de ramas y arboles asustaron a muchos. Como a una familia de Centenario que se le cayó un árbol en su propia casa.

Un álamo de más de 20 metros cayó sobre una vivienda ubicada en la zona de chacras de la ciudad. Por fortuna no se registraron heridos pero los restos del árbol terminaron de ser retirados esta mañana dado lo complicado de la situación.