LLaman a declarar a Luis Ventura por el caso Jazmín de Grazia

La Policía Federal, llamó a declarar al ex panelista de Intrusos y a su hijo, por la difusión que hicieron de las imágenes del cadáver de la modelo, Jazmín de Grazia.

Buenos Aires.- Policías del Departamento de Fotografía de la Federal y un grupo de periodistas -entre ellos Luis Ventura y uno de sus hijos- fueron citados a declarar por la difusión de las imágenes del cadáver de la modelo Jazmín de Grazia, fallecida en 2012 por consumo de drogas.

El juez de Instrucción Juan María Ramos Padilla los imputó por el delito de “violación de secretos” y fijó que las declaraciones de los acusados se extenderán entre el 20 de noviembre y el 25 de marzo del 2015, fecha en la que deberá presentarse el ex panelista de Intrusos.

En la causa también está imputado su hijo, Carlos Ventura, quien se desempeña en el diario Crónica, en cuya portada del 12 de febrero de 2012 aparecieron las fotos de la joven sin vida en el baño de su casa.

El Caso
Jazmín de Grazia murió el 6 de febrero de 2012 presuntamente por una descompensación derivada del excesivo consumo de estupefacientes.

Tras una larga investigación, que incluyó un peritaje de entrecruzamientos telefónicos realizado por la Prefectura Nacional, el juez Ramos Padilla determinó llamadas entrantes y salientes entre al menos cinco efectivos de la División Fotografía de la Policía Federal con varios periodistas del diario que finalmente publicó las fotos.

A raíz de ello, el juez resolvió avanzar en la investigación a través del llamado a indagatoria para un total de 12 imputados entre periodistas y policías.

“Visto el resultado de las pericias de los teléfonos secuestrados y las explicaciones dadas por el prefecto Adolfo Aranda, como así también el resto de los elementos probatorios colectados, entiendo que existen elementos suficientes para formular convocatorias a prestar declaración indagatoria”, sostuvo Ramos Padilla en su resolución.

La investigación apunta a la presunta comisión de los delitos de “violación de secretos y cohecho”.

(Fuente: La Razón).