La pandemia expuso la falta de cultura de donación voluntaria de sangre en Argentina

La mayor cantidad de donaciones se realiza cuando lo requieren familiares, amigos o conocidos. Sólo un 45% se hace de forma voluntaria.

Argentina.- En el país, sólo el 45% de las donaciones de sangre son realizadas de manera voluntaria y el 55% se concreta a modo de reposición, cuando lo requiere un familiar, una amistad o un conocido. En cambio, los países desarrollados cuentan en la actualidad con un 100% de donación de sangre voluntaria y habitual.

«Hay una falta de cultura de la donación voluntaria, es decir aquella por la cual el donante acude a donar dos o tres veces al año sin condicionamientos», admitió la doctora María Susana Pisarello, a cargo de la Dirección de Sangre y Medicina Transfusional (DiSaMeT), dependiente del Ministerio de Salud de la Nación.

«En el 2002, el porcentaje de donación voluntaria era de tan sólo un 3%. Hoy la media de Argentina es de un 40% de donación. Creció, aunque nos falta muchísimo», agregó.

La titular comentó que buscan retomar estrategias con el Ministerio de Educación, «porque es importante que los niños, desde pequeños, vayan incorporando el saber que tienen que donar, que tienen la oportunidad de ser generosos y contribuir a la sociedad».

En la misma línea, el presidente de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC), Oscar Walter Torres, hizo hincapié en que la actual pandemia dejó al descubierto esta problemática de larga data. «Al no haber una cultura de la donación voluntaria, lamentablemente seguimos teniendo déficit en la disponibilidad. Si además surge una situación externa como es la pandemia, se hace evidente la falta de educación de la población sobre la importancia de la habitualidad de donar sangre», evaluó el médico.