Jofré fue acusado de tentativa de homicidio agravado y se dictó la prisión preventiva

El acusado estuvo presente durante la acusación junto a su abogado, y la abogada querellante de uno de los reportero gráfico agredidos.

Gentileza: Diario Río Negro.

Neuquén.- Este mediodía, el fiscal jefe Juan Agustín García formuló cargos por tentativa de homicidio a Pedro Darío Jofré, quién ayer disparó un arma de fuego contra distintas personas en las inmediaciones de la sede de la Municipalidad de San Martín de los Andes.

La imputación tuvo lugar en una sala de la Ciudad Judicial de Neuquén, en la que también estuvo el acusado junto a su abogado y la abogada querellante de un reportero gráfico agredido. En tanto el juez de garantías que dirigió la audiencia y el fiscal jefe de San Martín de los Andes Fernando Rubio junto al personal de la unidad fiscal de la ciudad cordillerana, intervinieron vía remota desde esa localidad.

El delito que el fiscal jefe le atribuyó fue tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego – tres hechos- todos ellos en concurso real, en carácter de autor.

Además se solicitó que el acusado permanezca detenido con prisión preventiva por el plazo de ocho meses. Argumentando riesgo de fuga o que entorpezca la investigación.

El juez de garantías que dirigió la audiencia avaló la formulación de cargos, y fijó el plazo de investigación en cuatro meses. Respecto al pedido de prisión preventiva, lo respaldó por un lapso de seis meses.

Caso

El fiscal jefe sostuvo que el hecho ocurrió este viernes alrededor de las 10.50 en la zona del edificio municipal, ubicado en Roca y Juan Manuel de Rosas. En el contexto de una protesta del gremio estatal ATE, dos facciones se enfrentaron y el acusado extrajo un revólver y disparó contra los reporteros gráficos Federico Soto y Patricio Rodríguez, quienes realizaban la cobertura periodística de los incidentes y lo fotografiaron a él. También disparó contra una mujer, Helena Cabezas, que estaba trabajando en la zona y caminaba por la calle.

Los disparos los hizo con un arma tipo revólver, calibre 32, que había llevado hasta el lugar. Luego arrojó el arma y se fugó en un rodado. Por la tarde, se entregó en la ciudad de Neuquén.