Interpol colabora en la búsqueda de Janet Neira

La mujer está imputada por la muerte de su hija. Cumplía prisión domiciliaria cuando se fugó.

Río Negro.- La justicia libró vía Interpol un pedido de captura internacional de la mujer, quien se fugó de su prisión domiciliaria luego de cortar la tobillera electrónica que monitoreaba su ubicación.

Neira era madre de la pequeña Sofía y estaba imputada junto a su pareja por el fallecimiento de la niña de 3 años, quien fue víctima de golpes y presunto abuso sexual.

Su defensa había conseguido que la justicia le otorgue el beneficio de la prisión domiciliaria, que cumplía en una chacra de la localidad de Chichinales.