Hoy es el Día Internacional del Cáncer Infantil

La fecha busca concientizar respecto a la necesidad de un acceso rápido al diagnóstico y al tratamiento correspondiente.

Argentina.- El 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil, una fecha que tiene como objetivo concientizar a la sociedad sobre esta enfermedad y la importancia de la detección temprana para comenzar con el tratamiento adecuado. Los tipos de cáncer más comunes en niños y niñas son las leucemias, tumores cerebrales y tumores sólidos.

Por lo general, en comparación con los adultos, los menores presentan mayor tolerancia a tratamientos agresivos y una mejor capacidad de recuperación, por lo que un diagnóstico rápido y un tratamiento adecuado pueden curar algunos de los tipos de cáncer.

La tasa de incidencia de cáncer en menores de 15 años en la Argentina es de 129,9 casos anuales cada un millón de niños y niñas.

En Neuquén, el Servicio de Pediatría del Hospital Castro Rendón atiende anualmente de 20 a 30 pacientes con diagnóstico de cáncer. De acuerdo a las estadísticas, lo esperado para la población de pacientes menores de 15 años en la provincia, es de 22 nuevos casos de cáncer infantil al año.

Es importante señalar que, ante cualquier síntoma fuera de lo común, los padres o cuidadores deben consultar con el pediatra, quien debe estar alerta y conocer las características de estas patologías para poder detectarla a tiempo.

En el marco de los derechos del niño, existen algunos que deben ser especialmente tenidos en cuenta en el contexto del tratamiento de una enfermedad oncológica:

● Derecho al descanso, esparcimiento y juego.

● Derecho a volver a su casa, siempre y cuando el tratamiento lo permita, para poder disfrutar de su hogar, familia y amistades.

● Derecho a la educación. Los niños y las niñas tienen que continuar con la escolaridad, con maestras domiciliarias u hospitalarias en todas las unidades de oncología pediátrica en el país.

● Derecho a saber qué les sucede. Se les debe contar cada procedimiento que se les va a realizar con antelación, para que se puedan preparar emocionalmente ya que la falta de información les puede provocar ansiedad y miedo.

● Derecho al alivio del dolor. Para ello se cuenta con un plan de opiodes que garantiza que no sufran dolor en ningún momento del tratamiento.

● Derecho a la toma de decisiones. Si bien las decisiones de gran escala serán tomadas por su familia y el personal de Salud, los niños y las niñas tienen la oportunidad de elegir cuestiones del día a día, en la medida que la flexibilidad del tratamiento lo permita.