Habilitan espacio recreativo en Belgrano y ya son las 16 plazas revalorizadas en el último trimestre

El espacio público ubicado en Huiliches 1450 cuenta ahora con un playón deportivo, mobiliario urbano y juegos infantiles. “Ahora los vecinos podrán disfrutar de este amplio lugar de encuentro y esparcimiento para toda la familia”, aseguró Horacio Quiroga, intendente de la capital neuquina.

Neuquén.- En poco más de un mes, el municipio convirtió un terreno abandonado en barrio Belgrano, en un espacio recreativo con forestación, iluminación, juegos infantiles y un playón deportivo. De esta manera suman 16 los espacios públicos revalorizados en los últimos 3 meses en distintos sectores de la ciudad.

El intendente Horacio Quiroga encabezó el operativo a partir del cual este mediodía, con una máquina topadora, se demolió el paredón que impedía el libre acceso de los vecinos al espacio público que estaba en estado de abandono y malas condiciones, ubicado en Huiliches 1450.

“Sumamos un lugar hermoso de casi 2.300 metros cuadrados para que todos los vecinos la puedan disfrutar en familia y con amigos y apuntando a incentivar la práctica deportiva al aire libre”, señaló Quiroga.

Las obras demandaron una inversión de 300 mil pesos y se trata de un espacio recuperado por el municipio, que estaba oculto tras un paredón perimetral que en su interior sólo se encontró chatarra, residuos y una cancha de padel abandonada, donde durante varias semanas trabajaron máquinas y personal municipal realizando la limpieza y desmalezamiento. “Este es el puntapié inicial y ahora vecinos podrán disfrutar de este amplio lugar de encuentro y esparcimiento para toda la familia”, sostuvo.

Sobre el paredón que se removió para extender el sector recreativo, Quiroga aseguró que “es importante tener en cuenta lo que a veces sucede en la ciudad” y en ese sentido detalló que “este es un espacio de propiedad municipal pero estaba cercado no se sabe por qué”. Consideró que “cada tanto aparece algún vivo se apropia del lugar en nombre de una actividad social y en este caso puntual nos encontramos con que este terreno impresionante que convertiremos cien por cien en plaza, está tomado por un empleado municipal que se hizo su casa acá y con quien tenemos un juicio de desalojo que esperemos salga pronto”.

“Estas son las costumbres que tienen que terminarse para poner el interés común y el bienestar general por encima de la viveza de algunas personas o instituciones que se creen con más derechos que el resto. Algunos se quieren apropiar del espacio público y eso no lo podemos permitir, esa no es la ciudad ordenada y limpia que tenemos que tener ni la que los vecinos queremos”, enfatizó el mandatario y alertó sobre la “mala costumbre de algunos vivos que cuando te distraes un poco, te meten un cerco y te hacen una ocupación irregular”.

Por último, Quiroga aseguró que “hay que hacer una ciudad despejada porque el mejor espacio público es el despejado”.