Francisco dijo que ser gay es pecado pero no un delito

En esa línea, se manifestó en contra de las leyes de algunos países que criminalizan la homosexualidad.

Italia.- El papa Francisco criticó las leyes que criminalizan la homosexualidad, dijo que Dios ama a todos sus hijos y pidió a los obispos que apoyan esas leyes que acojan a las personas LGBTQ en la Iglesia.

“Ser homosexual no es un delito”, dijo durante una entrevista con The Associated Press.

A su vez, reconoció que los obispos en algunas partes del mundo apoyan las leyes que criminalizan la homosexualidad o discriminan a la comunidad LGTBQ, y se refirió a la homosexualidad como un “pecado”.

Sin embargo, atribuyó esas actitudes a contextos culturales y dijo que los obispos en particular también deben pasar por un proceso de cambio para reconocer la dignidad de todos.

También declaró esas normas como “injustas” y dijo que la Iglesia católica puede y debe trabajar para ponerles fin.

Por otro lado, citó el catequismo de la Iglesia católica para señalar que los homosexuales deben ser recibidos y respetados, y no deben verse marginados ni discriminados.

“Somos todos hijos de Dios y Dios nos quiere como estamos y con la fuerza que luchamos cada uno por nuestra dignidad”, dijo Francisco, que habló con AP en el hotel vaticano donde vive.