Federovisky: «El tratamiento de los residuos petroleros es pobre y está por debajo de los entándares internacionales»

El viceministro de Ambiente de la Nación habló sobre la actividad principal que se desarrolla en la provincia de Neuquén.

Neuquén.- Sergio Federovisky es biólogo, periodista y en la actualidad es el viceministro de Ambiente de la Nación. En comunicación con «Mañanas en Red» (La Red Neuquén 93.7), sostuvo que los residuos petroleros no están siendo tratados correctamente en Neuquén. También habló de la situación de los bosques nativos en el país.

«En febrero del año pasado hicimos un recorrido y vimos que los residuos petroleros no están siendo manipulados correctamente. Hay pobreza en los tratamientos, sobre todo en YPF. Hicimos otra inspección en agosto y se repitió el panorama», afirmó.

A su vez, consideró que la circunstancia es «preocupante» dado que la gran mayoría de las empresas «están por debajo del estándar que existe en el 2021.»

«Debemos trabajar tanto Nación como el gobierno provincial en el cumplimiento de los acuerdos, porque las ganancias se privatizan y los problemas ambientales quedan en la sociedad», advirtió.

Los bosques nativos

Pese a las leyes que protegen las tierras naturales y las reservas, el viceministro manifestó que Argentina retrocedió en materia de cuidado de las zonas.

«En el norte se ve mucha perdida por la plantación de la soja. En el sur no se ve un retroceso por la cuestión económica, sino más bien por el crómicamente urbano o mala praxis humana. Argentina ha sufrido en los últimos 30 años una regresión muy grande de los bosques nativos», relató.

En lo que respecta a los incendios forestales que sacuden a El Bolsón, el funcionario contó: «Creemos que en las próximas 48 horas podríamos tener finalmente controlados los incendios, que no quiere decir que están apagados, pero estamos mucho mejor que hace días atrás».

También mencionó el rol de los brigadistas y del propio ministerio de Ambiente y aseguró que «en El Bolsón tenemos y tuvimos todos los elementos necesarios».

«Que el fuego se mantenga no es un fracaso del Estado. Por muchas cuestiones, sobre todo naturales, se pueden mantener las llamas. Si fuera sólo por el Estado, no habría incendios en Estados Unidos por ejemplo, que tiene más infraestructura que nosotros», cerró.