Entregan de manera formal el informe pericial sobre la muerte de Maradona

La junta médica tuvo 22 peritos y el análisis lo entregó tras dos meses de trabajo. La situación de los imputados se sigue complicando.

Buenos Aires.- El informe de la junta de 22 peritos que determinó que el equipo médico de Diego Maradona fue «temerario» en la atención de su salud e «indiferente» ante la posibilidad cierta de su muerte, será entregado de manera formar este mediodía a los fiscales que llevan adelante la investigación.

Fuentes judiciales consultadas consideraron que las 70 páginas del informe complican la situación de los imputados, en especial la del neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

Aparte de Luque y Cosachov, los otros profesionales imputados son el psicólogo Carlos Ángel Díaz; los enfermeros Dahiana Gisela Madrid y Ricardo Omar Almirón; la médica que coordinaba la internación para la prepaga Swiss Medical, Nancy Forlini; y el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni.

La diferencia radica en que hasta ahora los siete imputados habían sido notificados que se los investigaba por un «homicidio culposo», delito que prevé una pena excarcelable de 1 a 5 años de prisión, pero el «homicidio simple con dolo eventual» se castiga con prisión de 8 a 25 años, lo que incluso podría derivar en pedidos de detención para algunos de los acusados.

Los fiscales no solo tienen prácticamente decidido cambiar la carátula a «homicidio simple con dolo eventual», sino que además evalúan sumar nuevos imputados del entorno no médico de Maradona.

El informe

La junta médica concluyó que Maradona agonizó 12 horas antes de morir, que «no estaba en pleno uso de sus facultades mentales», que el operativo montado en la casa de San Andrés de Tigre no era una internación domiciliaria y que pudo haber tenido «más chances de sobrevida» si hubiera estado en una clínica.

Veintidós fueron los peritos -11 oficiales y 11 de parte-, que se reunieron por primera vez el 8 de marzo en la sede la Policía Científica de La Plata para dar inicio a la junta que luego tuvo dos reuniones por semana vía Zoom para discutir y evaluar cada uno de los 24 puntos de pericia planteados por la fiscalía.

Todos ellos analizaron durante dos meses centenares de fojas con las conclusiones de la autopsia y los estudios complementarios a ella, historias clínicas, testimoniales y cientos de mensajes de texto y audio extraídos de los chats de los teléfonos de los imputados.