El Rojo no aprovechó su chance

Independiente debía ganar para ubicarse a tres puntos de River y a uno de Lanús, pero eso no ocurrió. El equipo de Jorge Almirón igualó 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. Federico Mancuello dejó la cancha con conmoción cerebral.

Buenos Aires.- Independiente igualó 1-1 con Arsenal en Sarandí y dejó pasar una gran oportunidad para acercarse a la cima del campeonato. Brahian Alemán y Sebastián Penco anotaron los goles del encuentro, que dejó a la visita a cinco puntos de River.

El Rojo sabía que tenía que ganar para acercarse al Millonario y Lanús, que venían de perder sus respectivos partidos ante Estudiante sy Tigre, y salió a la cancha en Sarandí inmerso en un clima de presión y ansiedad. Esta obligación llevó al conjunto de Jorge Almirón a disputar un primer tiempo impreciso, con mucho nerviosismo y pocas jugadas de ataque.

Pasados los 20 minutos del partido, Federico Mancuello salió en camilla y con cuello ortopédico, tras un golpe en el rostro involuntario del defensor Matías Sarulyte. La figura del equipo sufrió una conmoción cerebral y por tal motivo fue trasladado al Sanatorio Itoiz. Más tarde comunicaron que la tomografía había entregado resultados normales. Igual deberá pasar 24 horas internado.

El dominio del trámite fue del conjuto local que pudo ponerse en ventaja a los 23 del primer tiempo cuando el arquero Diego Rodríguez, tras un disparo lejano de Hernán Fredes, tomó la pelota sobre la línea introduciendo todo su cuerpo dentro del arco. En el partido no hubo reclamos por parte de de los jugadores de Arsenal, pero la televisión mostró que la pelota había entrado en su totalidad.

A pesar de esto, el equipo de Martín Palermo siguió en postura ofensiva y a los 35 llegó el gol de la ventaja. Brahian Alemán recibió cerca de la medialuna del área, pasó entre dos defensores con un caño magistral y definió ante la salida del Ruso para poner el 1-0. Un balazo de agua fría para el Rojo, que dos minutos antes había sufrido un duro golpe anímico por la lesión de Federico Mancuello que debió abandonar el estadio en camilla y con cuello ortopédico por un choque con Matías Sarulyte.

En el complemento, la visita ajustó algunas fichas en el entretiempo y salió decidido a remontar el partido. A pesar de no contar con muchas situaciones de riesgo, el combinado de Avellanada dominaba la tenencia del balón y el trámito del juego. El empate llegó finalmente a los 38 minutos a través del recién ingresado Sebastián Penco, quien conectó con su cabeza un tiro libre ejecutado desde el sector derecho.

Sobre el final, el Rojo tuvo la oportunidad de llevarse la victoria a balón parado, pero el cabezazo de Emanuel Aguilera se fue por encima del travesaño. De este modo, la visita abandonó el estadio con la bronca de haber desperdiciado una gran oportunidad para acercarse al líder del campeonato.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*